COMUNICADO DE PRENSA

Buenas prácticas para el uso eficiente de la energía

 

  • Enel-Codensa trabaja por la sostenibilidad, estabilidad y calidad del servicio de energía en el corto, mediano y largo plazo.

 

  • La Compañía hace un llamado a las familias para tener un uso eficiente de la energía en cuanto al manejo de la iluminación, los dispositivos tecnológicos y electrodomésticos.

 

Bogotá, 29 de abril de 2020. Durante el aislamiento preventivo para evitar la propagación del COVID-19, Enel-Codensa hace un llamado a las familias para hacer un uso eficiente de la energía eléctrica en sus viviendas y a promover buenas prácticas en cuanto al consumo de energía, ahora que las actividades laborales, de estudio y recreación se hacen en los hogares colombianos.

 

Enel-Codensa comparte las siguientes recomendaciones que pueden ser útiles para lograr un consumo racional de energía durante esta época de aislamiento en casa, lo que se traducirá en beneficios no sólo en el control de costos de la energía sino también en el cuidado del medio ambiente.

Ver infografía

Dispositivos de entretenimiento y electrodomésticos:

 

o   Procure tener electrodomésticos y dispositivos con desempeño energético eficiente.

 

o   Si usa un sistema de aire acondicionado, verifique la temperatura externa para saber si requiere prenderlo, a veces el uso de ventiladores es suficiente. En caso de requerirlo asegúrese de que la temperatura sea de 23°C y mantenga las ventanas y puertas cerradas al activarlo. Cuando las temperaturas exteriores están elevadas, cierre sus ventanas y cortinas para reducir la entrada de calor.

 

o   Verifique que la temperatura del calentador de agua no sea mayor a 60°C. Si no tiene termostato, use un termómetro de cocina para medir la temperatura desde el agua del grifo.

 

o   Use las funciones de economía de energía en los monitores de su computadora, tableta o celular.

 

o   Apague el monitor siempre que no esté utilizando el computador o la tableta.

 

o   Mantenga cargando su celular, tableta o dispositivos que lo requieran lo estrictamente necesario y desconecte el cargador inmediatamente se cargue.

 

o   Desconecte todos los equipos y sistemas de entretenimiento cuando no estén en uso. Si los mantiene conectados la energía siempre sigue circulando por el cable para alimentar luces indicativas o relojes.

 

o   Mantenga el refrigerador en 5º C y el congelador en -18º C.

 

o   En la cocina utilice ollas a presión o con bases gruesas y use las tapas para que la cocción sea más rápida.

 

o   Mantenga la puerta del horno cerrada, pues este gasta más energía mientras se calienta que manteniendo la temperatura. Ideal si cocina varias cosas al mismo tiempo.

 

o   Revise que la red eléctrica en su hogar no tenga fugas, para hacerlo desconecte todos los equipos eléctricos y asegúrese que todos los interruptores están en posición de apagado. Luego revise su medidor para verificar que no se registra ningún consumo, en caso contrario deberá consultar con un técnico electricista.

 

Iluminación:

 

o   Instale bombillos eficientes, las luces LED utilizan mínimo 10% menos de energía y tienen una vida útil tres veces mayor a las lámparas fluorescentes. Al compararlas con bombillos incandescentes las cifras son de 85% menos energía y 50 veces más de vida útil.

 

o   Aproveche al máximo la luz natural. Coloque su escritorio para trabajar, estudiar o leer cerca de una ventana.

 

o   Apague las luces cuando no necesite iluminación.

 

o   Use lámparas dedicadas al punto donde las necesita, en lugar de alumbrar toda la sala cuando no necesite de mucha luz en el ambiente.

 

o   Limpie regularmente los focos, lámparas, luminarias y reflectores, ya que obtiene más luz a través de lámparas y luminarias limpias.

 

o   Donde sea adecuado y en la medida de lo posible instale sensores de presencia y controles limitantes de tiempo.

 

Se trata de recomendaciones fáciles de adoptar y algunas de ellas conocidas, aunque no puestas en práctica por todos de manera juiciosa, pero tan efectivas que están consignadas en las “25 ideas brillantes para la eficiencia energética”, un documento producido por la Agencia Internacional de Energía (AIE) en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde queda claro, además, que para lograrlo hay que involucrar a toda la familia, en especial a los niños que pueden ser grandes colaboradores y embajadores del uso eficiente de la energía.