Expertos señalan que el consumo de electricidad diario en los hogares colombianos se ubica entre el 6% y el 8% durante la cuarentena.

Ante la llegada de recibos de servicios públicos en ciudades como Bogotá, los ciudadanos han comenzado a denunciar importantes alzas en los cobros de estos. La cuarentena, el teletrabajo, la educación virtual y la permanencia de menores de edad en los hogares pueden ser algunas de las causas.

Empresas prestadoras de servicios públicos enumeran una serie de recomendaciones para poder interpretar mejor estas alzas, y prevenir consumos innecesarios, que ayuden a que los costos de las facturas no resulten tan altos.

Expertos piden, al momento de leer las facturas, no centrarse en el alza de los montos a pagar, sino en la tasa de consumo, y el porcentaje de variación que representa el último mes frente a los anteriores.

Se estima que los recibos del servicio de electricidad han aumentado entre el 6 % y el 8%.

“Es normal que suban los servicios públicos en esta temporada ya que el consumo de los servicios públicos que se realizaba fuera del hogar, ahora se están trasladando a este”, afirma la experta Clara Inés Pardo, consultada por Noticias RCN.

Según Pardo, por su parte las entidades educativas y empresas pueden presentar una reducción en su consumo de servicios públicos cercano al 25% ó 30%.

Para reducir consumos innecesarios, la experta señala que los usuarios deben desconectar los equipos electrónicos que no sea necesario tener con permanente suministro de energía, refiriéndose a estos como aquellos que pese a estar apagados, mantienen encendidos bombillos de color rojo, azul o verde.

El intento de ahorro de agua no debe ser impedimento para no acatar las medidas de continúo lavado de manos.

Tomado de NoticiasRCN.com