La superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, explicó en Semana Noticias las razones que han llevado a que los valores de los recibos de los servicios públicos varíen en el país.

El Gobierno nacional ha venido ofreciendo alivios a las familias más vulnerables ante la emergencia declarada por el covid-19. Uno de los alivios tiene que ver con los servicios públicos domiciliarios, donde los estratos 1 y 2 tendrán la posibilidad de diferir el pago, durante el periodo que dura la emergencia, por 36 meses, mientras que los estratos 3 y 4 tendrán la misma posibilidad, pero en un plazo de 24 meses. En contraste, los recibos de los servicios públicos han empezado a llegar a los hogares de los colombianos,que denuncian unos sobrecostos en las tarifas y exigen explicaciones al respecto.

Sobre este tema, Natasha Avendaño García, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, habló con Semana Noticias acerca de los motivos que han llevado a que los precios de los recibos públicos varíen en el país. Sobre los recibos que les han venido llegando a los colombianos, explicó que corresponden a ciclos de facturación anteriores. “En el caso de la energía eléctrica, en el mes de frebrero y principios de marzo, los precios de la energía en la bolsa estuvieron muy altos y, como se cobran un mes después, fueron los primeros recibos, por lo que empezó a haber indisposición en los usuarios porque estaban viendo un aumento en el costo del precio por kilovatio que consumen”, dijo.

“Los nuevos que vamos a recibir los usuarios empezarán a reflejar este consumo de aislamiento, en el cual estamos todo el día en nuestras casa, utilizando energía eléctrica todo el tiempo, cocinando más, consumiendo más agua. Muy seguramente los consumos se han visto afectados y se verán afectados durante este periodo de emergencia“, explicó la Superintendente. Agregó que “la factura sí tendrá un aumento, pero no por virtud del precio sino por virtud del consumo“. Esto quiere decir que los precios de las facturas tienden a incrementar, pero no porque los prestadores de servicio suban el costo de sus servicios, sino por la alta demanda de los hogares colombianos.

 

Frente a los alivios que ha venido anunciando el Gobierno nacional, donde los estratos 1 y 2 tendrán la posibilidad de diferir el pago de los servicios de agua y alcantarillado, gas natural y electricidad a 36 meses una vez termine el periodo de emergencia, Avendaño explicó que “ya se están empezando a implementar por parte de las empresas prestadoras de los servicios públicos. La primera necesidad que vimos desde el Gobierno era financiar a los ciudadanos más vulnerables a esos consumos”.

Frente a las denuncias de sobrecostos en los recibos de los servicios públicos, Avendaño espondió: “entre los primeros anuncios que hicimos se dijo que no se podía incrementar el precio de los servicios de agua, alcantarillado y aseo porque éramos conscientes de que el primer servicio público que iba a ser necesitado por todos los colombianos iba a ser el del acueducto“. También frente al rumor de que el precio de las facturas de los estratos 3 y 4 estarían subiendo porque presuntamente estarían subsidiando a los estratos 1 y 2, la funcionaria recalcó que “en ningún momento se ha hecho un alza para subsidiar a algunos estratos más que a otros porque aquí nunca se ha dicho que los servicios públicos serán gratuitos sino que se diferirá el pago”.

Para los usuarios que tengan dudas sobre las facturas de los servicios públicos, la Superintendente señaló que la entidad está abierta para recibir las quejas. Sin embargo, explicó que el conducto regular que debe ser llevado a cabo. “El usuario debe interponer la queja ante el prestador de servicios públicos, que es quien tiene que responderle al usuario. Si la respuesta de la entidad no resuelve las dudas del consumidor, debe interponer un recurso en subsidio de apelación ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios. Ahí nosotros revisamos el caso y estudiamos por qué no se le dio solución al usuario para darle la instrucción a la empresa prestadora del servicio, si bien corrige el precio de la factura o procede una investigación”, señaló Avendaño. Es importante destacar que los prestadores del servicio tienen un plazo máximo de 10 días para responder la solicitudinterpuesta por el usuario. La entidad está atendiendo quejas a través de su portal web www.superservicios.gov.co, la línea telefónica en Bogotá 6913006 y la línea gratuita nacional 018000910305.

 

Tomado de Semana