Una manera de aliviar la carga de los usuarios en esta cuarentena.

Centrales Eléctricas de Norte de Santander (Cens) informó que congelará la tarifa de energía por cuatro meses para aliviar la carga económica de los usuarios y darles acceso y continuidad a los servicios públicos, durante la emergencia sanitaria del coronavirus.

Esta medida fue tomada por la compañía atendiendo la normativa expedida por el Gobierno Nacional y la opción que le brinda la Comisión Reguladora de Energía y Gas (Creg), para beneficiar a los usuarios del servicio de energía en Norte de Santander.

El congelamiento de la tarifa aplica para los meses de abril, mayo, junio y julio, y no aplica para la tarifa subsidiada de los estratos 1 y 2, la cual no tendrá incremento superior a la inflación.

Cens también adoptó otras medidas para mitigar los efectos de la pandemia, como el pago diferido, entre 24 y 36 meses; el descuento del 10 por ciento por pronto pago para los estratos 1 y 2, la financiación especial para estratos 5 y 6 y un periodo de gracias por dos meses para estratos de 1 al 4.

Tomado de La Opinión