Andesco reiteró llamado al uso racional de los servicios públicos

EL NUEVO SIGLO: Varios alcaldes del país han hablado de una gratuidad temporal de servicios públicos mientras dura la emergencia por el coronavirus. En los últimos días, el Alcalde de Pereira afirmó que las personas de estratos 1 y 2 no iban a pagar servicios por dos meses, ¿cuál es su posición?

CAMILO SÁNCHEZ: La Constitución del 91 dice que uno no puede poner en riesgo a la mayoría de los usuarios de servicios públicos. Anteriormente, las empresas de servicios públicos se convertían en la caja menor de los alcaldes y gobernadores. Era muy complicado su manejo.

Con la Constitución del 91 hemos mejorado el servicio en casi todo el territorio nacional y adicionalmente se está mejorando la continuidad, la cantidad de horas que tienen los usuarios de agua, energía, gas y TIC. Si usted quiere decir que hay gratuidad tiene que poner de sus recursos disponibles el valor de lo que van a dejar de pagar las personas. Imagínese usted en Pereira, que duremos 3 o 4 meses y digamos que no se pague, muy seguramente las empresas van a quebrar. Y si se quiebran no va a tener servicio la comunidad en general y eso sería gravísimo.

Hay que tener, además, unidad de mando; el único que puede dar noticias de esta naturaleza es el presidente en coordinación con los alcaldes y gobernadores. Cada alcalde y gobernador puede tener la propuesta que quiera, pero el único que debe tener la vocería es el Presidente para que no haya desinformación.

ENS: En estos últimos días ustedes hicieron un llamado para el uso racional de los servicios públicos…

CS: Uno de los temas más importantes es el uso eficiente de los servicios públicos. Debemos tener claro que en este instante cualquier desperdicio puede ser peligroso y más en el tema de agua potable. Hemos hecho la reconexión de más de 200.000 familias para que tengan ese preciado líquido para el lavado de manos en la lucha contra la Covid-19. Todas las reservas de agua del país han disminuido en un 40%. Eso nos pone en alerta. Igualmente en el tema de telefonía, le estamos pidiendo a la gente que en los momentos en que los niños están estudiando y la gente está trabajando no lo utilicemos para la parte recreacional. Que tengamos conciencia que si lo usamos bien le va a servir a todos. Los servicios públicos son clave para que las personas estén en casa. Estamos hablando de ‘quédate en casa’, pero cómo sería quedarse en casa si no tuviéramos agua, energía, gas y TIC, por eso pedimos el uso racional.

Tenemos la suerte que todos estamos poniendo, el Gobierno pone los lineamientos, los empresarios están haciendo un gran esfuerzo. Las reconexiones que se están haciendo en todos los servicios no se han cobrado a los usuarios. Se está haciendo un trabajo para darles periodos para que puedan pagar posteriormente, los que no puedan pagar hoy. Y le estamos diciendo a la gente que cuando tengan los recursos hagan lo necesario para pagar, que ese el mecanismo de transparencia que debemos tener los colombianos para mantener viva la economía. Que el que pueda pague y el que no, tenga la certeza que el Gobierno y nosotros estamos haciendo lo posible para que puedan mantener sus servicios.

ENS: En los últimos días se han visto quejas en redes sociales sobre la prestación del servicio de Internet en ciertas horas, ¿qué responde a esto?

CS: En Colombia tenemos más o menos 1,3 celulares por cada colombiano. No estábamos preparados para tener esa cantidad de demanda. En todo caso es mínimo. Por eso, estamos pidiendo que seamos muy conscientes de este tema, en las horas pico dejemos para la parte empresarial y de estudio. Y en las horas valle utilicemos para otras actividades. En este momento las empresas están haciendo un trabajo muy importante para que no tengamos dolores de cabeza.

ENS: ¿Cómo vio la adjudicación de Electricaribe a Empresas Públicas de Medellín y a Consorcio Energía de la Costa?

CS: Me siento muy feliz que las dos empresas son de nuestro gremio. Es la muestra de la solidaridad de Colombia y de los empresarios. Cualquiera pensaría que no se iba a dar esta adjudicación en pleno proceso de coronavirus. Con toda esta incertidumbre haber logrado cerrar ese capítulo es algo importante y más cuando representa el 24% del mercado nacional de energía. Es importante que tengamos la tranquilidad a largo y a mediano plazo de empresas que tienen el musculo financiero, así como los recursos necesarios para mejorar ese servicio.

Tomado de El Nuevo Siglo