En un mes deberá surtirse la subasta de la empresa de energía Electricaribe y definir la o las compañías que se encargarán de la distribución y comercialización de energía eléctrica en los siete departamentos de la Costa. Esto teniendo en cuenta que la Superintendencia de Servicios ofreció el mercado bien sea como un todo o segmentado, Caribe Mar y Caribe Sol.

Así las cosas, aunque en noviembre cuando la Superservicios aplazó la subasta explicó que había 6 interesados en la operación, recientemente han crecido los rumores sobre el particular interés de Empresas Públicas de Medellín (EPM), incluso se habló de una reunión entre funcionarios del Ministerio de Minas y Energía, y miembros de la Junta Directiva de EPM, y que entre los temas que trataron estuvo la urgencia de una propuesta para que la empresa antioqueña se pueda hacer con una parte de Electricaribe.

Ante este panorama, la directora ejecutiva del Consejo Gremial de Bolívar, Verónica Monterrosa, se refirió a tres condiciones que espera que se cumplan en el proceso de selección.

La primera es que el Gobierno garantice que se cumpla el cronograma planteado y no se aplace nuevamente la selección del o los nuevos operadores, que quienes reemplacen a Electricaribe tengan la suficiente robustez económica y que el Gobierno continúe con las inversiones para subsanar los principales inconvenientes.

“Que el proceso de selección del nuevo operador siga el curso anunciado por el presidente Iván Duque y la superintendente de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, cumpliéndose el cronograma finalmente propuesto, según el cual se realizará la subasta el próximo mes. Que se adjudique Caribe Mar o el mercado completo a una empresa que tenga la suficiente robustez para asumir la operación en la Costa Caribe, que ha esperado por años la mejora de este esencial servicio. Por último, que se continúen las obras contempladas en el plan de inversiones de Electricaribe que son requeridas para en el corto plazo solucionar los principales inconvenientes del servicio de energía”, refirió Monterrosa.

 

Es de resaltar que la subasta de Electricaribe estaba propuesta para diciembre de 2019, sin embargo, fue aplazada tras la caída de la Ley de Financiamiento, esto con el fin de darle mayor certeza jurídica a las empresas interesadas.

Mientras llega el nuevo operador recordemos que el Gobierno destinó $860 mil millones para el mejoramiento de redes y subestaciones de energía eléctrica en la Costa, ya se ha invertido el 54% de esos recursos.

 

El Universal

Sofía Florez