La compañía presentó la solicitud para participar por las bandas de 700MHz, 1.900MHz y 2.500 MHz. El Gobierno todavía no ha revelado el precio base.

El operador de telecomunicaciones Claro presentó su solicitud para participar en el proceso de subasta del espectro que se celebrará el próximo 12 de diciembre.

“Para poder desplegar una red que permita llevar conectividad millones de colombianos, es necesario utilizar todo el espectro disponible”, aseguró Carlos Zenteno, presidente de la compañía.

Claro es el operador con mayor cobertura en el país. Tiene una red de más de 7.500 radio bases y cuenta con más de 30 millones de usuarios.

“La subasta del año”

La radio, la televisión y la telefonía móvil son posibles gracias al espectro radioeléctrico, una especie de autopista por la que viajan las ondas que llevan las comunicaciones.

La entidad encargada de vigilar y planear el uso de este bien de la nación es la Agencia Nacional del Espectro (ANE), pero quien lo asigna es el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic).

En diciembre, el Gobierno asignará bloques de espectro en las bandas de 1.900 MHz, 2.500 MHz y la más esperada, la de 700 Mz. Esta última permite generar amplia cobertura a alta velocidad, dos características difíciles de encontrar en el resto del espectro. A la Nación le quedaron recursos por $770.000 millones de la puja de 2013 para despliegue de servicios 4G.

No obstante, el proceso ha recibido múltiples críticas de parte de Milicom (dueña de Tigo), Movistar y asociaciones como la GSMA, pues aún no se ha revelado el precio base de la subasta.

Para los operadores, la incógnita genera incertidumbre a la hora de invertir. Algunos han sugerido que esto podría llevar a Claro a utilizar sus ventajas para subir los precios e impedir que otros jugadores accedan al recurso.

El Espectador