20 coordinadores ponentes y 33 ponentes harán ajustes y construirán la ponencia.

Congreso

Más de 10 citaciones a voceros del Gobierno, sobre el presupuesto 2020, se han hecho hasta ahora en las distintas comisiones del Congreso. Foto: Cortesía Minhacienda

11 de septiembre 2019 , 09:40 p.m.

El proyecto de Presupuesto 2020 recibió el visto bueno del monto, por 271,7 billones de pesos, por parte de los congresistas de las comisiones terceras y cuartas del Congreso, no obstante varias situaciones que preocupan a los legisladores.

Por ejemplo, a algunos les preocupa que hasta este momento, Planeación Nacional no haya presentado la propuesta para la regionalización de los recursos de inversión, lo que fue catalogado por el senador Jhon Milton Rodríguez como “un hecho muy demorado”.

Y aunque la directora de Planeación, Gloria Alonso, indicó que la regionalización siempre se presenta después de la aprobación del monto, hay que tener en cuenta que, luego del trámite surtido este miércoles, el presupuesto tendrá un nuevo plazo: el 25 de septiembre, para obtener el sí en el primero de dos únicos debates. Es decir, solo quedan 10 días hábiles para la elaboración de la ponencia que será sometida a votación.

Los ajustes estarán en manos de 20 coordinadores ponentes y 33 ponentes de 4 comisiones, lo que haría más compleja la tarea de ponerlos de acuerdo.

Si a ello se le agrega el hecho de que sigue latente la preocupación por 8,5 billones de pesos del presupuesto que, para los congresistas, no tienen una fuente clara de financiación, el trámite del proyecto de Presupuesto 2020 va sobre un camino escabroso.

Inclusive, durante la jornada de este miércoles se vivió cierta tensión, puesto que fueron radicadas dos proposiciones antes de decidir si se dejaba pasar el monto. Una de ellas pedía la disminución de la cifra general, la cual, finalmente, fue derrotada, pero motivó el voto negativo de varios parlamentarios a la otra, la que aprobó el monto como viene en la propuesta del Gobierno.

La aprobación del presupuesto es un voto de confianza a un gobierno que elaboró la carta financiera y da muestras de que está hecha con racionalidad

Otros ven el camino despejado para el visto bueno en primer debate

Lo cierto es que, a la ola de peticiones de recursos que se pueden venir por parte de los sectores que integran el presupuesto, se le suma la inclusión de una emisión de deuda: 47,6 billones de pesos para completar el presupuesto.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, defendió uno a uno todos los elementos que hacen parte de la propuesta financiera, e, inclusive, resolvió las dudas alrededor del efecto que tendrá la depreciación del peso frente al dólar estadounidense, “en este caso 100 pesos más devaluado”, manifestando que se verían efectos positivos en el recaudo de algunos impuestos.

Para dar solo un ejemplo, “por importaciones aumentarían en 720.000 millones de pesos, los tributos petroleros subirían en 319.000 millones, los dividendos de Ecopetrol tendrían un alza de 300.000 millones”.

El presidente de la Comisión Tercera de Cámara, Jhon Jairo Roldán, estima que no habrá mucha dificultad para que pase el proyecto ni mucho margen de cambio. “Al menos el 80 por ciento del presupuesto es inflexible (pensiones y transferencias a las regiones, entre otros)”.

Por ello, agregó que “la aprobación del presupuesto es un voto de confianza a un gobierno que elaboró la carta financiera y da muestras de que está hecha con racionalidad”.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Tomado de El Tiempo