La reutilización de materiales es parte del deber hacer que aprendimos con las personas que apreciaban desde un tarro de galletas, que servía para guardar otros “tesoros” o las llantas viejas que se volvían suelas de botas.

Seguro cada uno de nosotros tiene un ejemplo de la reutilización de una ventana antigua, o de la puerta o la construcción con tejas viejas hechas en barro de una casa de demolición, donde el factor común es mantener la utilidad y el valor de los materiales, productos que se vuelven a utilizar. Eso es por definición la Economía Circular.*

La Economía Circular tiene como premisa cambiar el producir linealmente o sea extraer – producir – consumir – desechar, a un desarrollo y planeación circular, donde el diseño, el material, el empaque y el transporte está pensado en producir materias primas y productos para su reutilización.

Entre las industrias que más impacto generan y más oportunidades tienen está la industria de la construcción. En Bogotá, entre los años 2012 y 2015, se produjeron 27’638.580 toneladas de Residuos de Construcción y Demolición (RCD) y solo el 15,4% se reutilizaron.**

Adicionalmente en 2017 el Ministerio del Ambiente informó que los Residuos de Construcción y Demolición (RCD) equivalían a 40% de todos los residuos del país, generados de las obras civiles públicas y privadas.***

La reutilización de los RCD es  excelente negocio económico, ambiental y social en la medida que se producen materiales como son los granulados que se necesitan para la construcción de bases y sub bases para carreteras, caminos rurales y líneas férreas, para la nivelación de terrenos bloques de hormigón, formación de capas drenantes y otras obras de ingeniería civil como construcción de edificaciones residenciales y no residenciales, abaratando costos y generando economías sostenibles.

El mundo se mueve hacia la economía circular, los consumidores cada vez más educados exigentes, responsables y sin duda a una nueva minería que se hará en los antiguos basureros y botaderos de escombros donde hoy se encuentran los materiales valiosos para la construcción de nuevas casas, puentes, vías y por ende nuevos empleos, nuevos negocios y menos impactos.

Tomado de La República