Tras siete años de construcción, la planta de tratamiento de aguas residuales Aguas Claras de EPM, fue inaugurada el 4 de junio de 2019 en Bello, Antioquia. La entrada en operación de la planta permitrá frenar la llegada al río Aburrá-Medellín más de 140 toneladas diarias de materia orgánica.

Tomado de El Espectador