Redacción Economía.

Se trabajará en el desarrollo de los yacimientos de hidrocarburos en alta mar, el despliegue de tecnología, y el mercado de transporte eléctrico.

Un memorando de entendimiento con el fin de establecer un marco de cooperación en asuntos energéticos entre Colombia y Estados Unidos fue firmado entre representantes de las autoridades de los dos países en los cuales se encontraban el presidente, Iván Duque, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, y el secretario de Energía de los Estados Unidos, Rick Perry.

El acuerdo va a permitir desarrollar  actividades de cooperación como la prestación de asistencia técnica, el intercambio de conocimientos e información y el ofrecimiento de capacitación y servicios, que buscan impulsar, principalmente, la transformación energética. El memorando fue firmado en el marco de la cumbre Concordia Americas Summit 2019.

El Departamento de Energía de los Estados Unidos y el Ministerio de Minas y Energía buscan promover el desarrollo responsable de los recursos naturales, fomentar la inversión y el desarrollo económico en los sectores energéticos.

Estados Unidos y Colombia destacaron la importancia que conceden a los principios de seguridad energética y crecimiento económico, así como al acceso a un suministro de energía eficiente, confiable y sostenible.

Objetivos del acuerdo

Las áreas de cooperación en las cuales se desarrollaran las actividades del acuerdo son:

Análisis de funcionamiento del mercado eléctrico e iniciativas de modernización, iniciativas de eficiencia energética, tales como aplicaciones industriales y respuesta a la demanda, electricidad en zonas no interconectadas e iniciativas para el mejoramiento de la cobertura y calidad eléctrica.

Asimismo se propende por el fortalecimiento de la resiliencia y confiabilidad de los canales de abastecimiento y el sistema de distribución eléctrica ante contingencias, la integración y uso de fuentes de energía distribuida y planeación de fuentes integradas conexas y el desarrollo de redes “renovables plus”, incluyendo la generación de energía renovable, el almacenamiento energético y la generación de energía térmica.

La iniciativas de digitalización y descentralización del sector eléctrico,como la asistencia en subastas de energía, incluidos los requisitos de precalificación, será otra de las prioridades del acuerdo.

Habrá espacio para desarrollar la cooperación en tecnologías emergentes que se aplican al mercado energético, como la inteligencia artificial, internet de las cosas, los macrodatos y la cadena de bloques.

Lo mismo que la cooperación en ciberseguridad, incluidas las asociaciones público-privadas sobre mejores prácticas, el recobro mejorado de hidrocarburos (EOR, por sus siglas en inglés), incluidas las mejores prácticas y los yacimientos no convencionales de hidrocarburos, incluido el fomento de las mejores prácticas para su desarrollo.

Se trabajará en el desarrollo de los yacimientos de hidrocarburos en alta mar, el despliegue de tecnología, y el mercado de transporte eléctrico, incluidos los requisitos técnicos de las instalaciones de carga de los vehículos y los modelos de operación comercial.

El encuentro de este año dará continuación a las conversaciones que tuvieron lugar durante la edición del año pasado, y se enfocará en temas tales como la seguridad y la lucha transfronteriza contra el narcotráfico; la creación de soluciones locales para la crisis humanitaria en Venezuela, el desarrollo y la construcción de paz en la región, con énfasis en el proceso de paz en Colombia; comercio, desarrollo económico y emprendimiento; y el papel de la financiación innovadora para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), dice la presidencia de la República.

Tomado de El Espectador