Tomado de EMCALI

Esto le  permitirá a la empresa, tener mayor competitividad gracias a que hoy es  una empresa rentable y sostenible en el tiempo.

 La Sociedad Calificadora de Valores Value and Risk Rating S.A. asignó a las Empresas Municipales de Cali – EMCALI EICE ESP, la Calificación de la Capacidad de Pago equivalente a A-, con perspectiva estable. Esta la primera vez en la historia de la empresa que se logra obtener esta calificación ya que en años anteriores solo se alcanzaba el rango BBB.

“Esta noticia es consecuente con los buenos resultados financieros de la empresa y le otorga a EMCALI un estatus muy importante de solides económica, del pago de sus obligaciones con los proveedores y  la posibilidad de ubicarnos en unas finanzas fortalecidas para seguir apostándole al desarrollo de la región con inversiones estratégicas que mejoren continuamente los servicios públicos”, explicó Juan Diego Flórez, gerente de General de EMCALI.

Esto permitirá brindar mayor transparencia frente a proveedores y terceros, facilitar el acceso a fuentes de financiación para proyectos de inversión y optimizar la estructura financiera.

Asimismo  le permitirá a EMCALI acceder con facilidad a fuentes de financiación de corto y largo plazo que influyen directamente en la sostenibilidad  y rentabilidad de la organización.

Para lograr este  propósito se realizó un trabajo coordinado por la  Gerencia Financiera y la Subgerencia de Planeación y Desarrollo Empresarial. Esta meta se obtuvo gracias a la disciplina y trabajo en equipo donde se logró articular las Unidades de Negocio y las Áreas Funcionales.

“Para EMCALI, es extraordinario haber alcanzado con éxito esta calificación. Esto significa que la empresa se fortalece de manera creciente en los diferentes procesos administrativos y operativos que conllevan, a cumplir con los objetivos estratégicos, en especial la sostenibilidad y rentabilidad”, manifestó Carolina Serna, gerente Financiera de EMCALI.

La ejecutiva agregó que esta calificación obedece también al mejoramiento en la parte operativa de la empresa donde todos los indicadores relacionados con calidad y  disminuciones en la pérdida de servicios mejoraron.

“Además, hoy por hoy, EMCAL tiene unas finanzas estables y saludables pese a los impactos de la pandemia y el estallido social”, concluyó