• Camilo Sánchez, Presidente de Andesco, hizo un llamado al Gobierno Nacional para que le ponga la lupa a dos temas fundamentales para el desarrollo del sector: provisión de inversiones y tasa retributiva.

Medellín, Antioquia, jueves 18 de abril del 2022. “Si queremos tener equidad social debemos cuidar los servicios públicos”, fueron las palabras con las cuales Camilo Sánchez, presidente de Andesco, dio apertura al 2do Seminario de Acueducto y Alcantarillado que tuvo lugar en la ciudad de Medellín.  El evento contó también con la participación de la Ministra de Vivienda, Susana Correa, el Viceministro de Agua, Jose Luis Acero y el Gerente de EPM, Jorge Carrillo.

“Se debe promover la articulación de las instituciones del Gobierno, y los instrumentos establecidos en la normativa y la regulación que permitan avanzar en el cumplimiento de los ODS para el 2030, especialmente en alcanzar el 68% de aguas residuales tratadas. Las empresas no vamos a pasar totumas para pedir subsidios, estamos pidiendo política pública, necesitamos que se sienten Minvivienda y Minambiente para hablar de tasa retributiva”, afirmó Camilo Sánchez, presidente de Andesco.

En Colombia el porcentaje de las aguas residuales tratadas es del 52%. Actualmente en el país se generan 2.126 millones de metros cúbicos de aguas residuales municipales al año y se estima que a 2050 se generarán 2.765 millones de metros cúbicos de aguas residuales. Para cumplir con el ODS 6 a 2030, el país deberá́ alcanzar el 68,6 % de las aguas residuales urbanas tratadas, lo que equivale a tratar las aguas residuales de 10,7 millones de personas que no son atendidas.

“A pesar de los logros alcanzados en esta administración, el tratamiento de aguas residuales es un problema de largo plazo, por lo que sus soluciones de política deben trascender gobiernos, aún el 47.98% de las aguas residuales no son tratadas. Avanzando en esta línea, hoy estamos presentando oficialmente el plan nacional de manejo de aguas residuales 2020-2050 que es el documento de política con el que definimos la hoja de ruta durante los próximos 30 años, el cual orientará las acciones de las instituciones del sector, para seguir avanzando con el tratamiento de las aguas residuales del país”. Expresó la Ministra de vivienda.

Por su parte, el Gerente de EPM resaltó el trabajo que viene realizando la empresa para contribuir con el tratamiento de aguas residuales, EPM derrumbó el mito de que no se pueden hacer plantas de tratamiento de aguas residuales vía tarifa, por que logró unir varios frentes en innovación, tecnología y rigurosidad técnica, respaldada por una confiabilidad para sus usuarios de más de 64 años”.

En Colombia el porcentaje de coberturas del servicio público de alcantarillado en 2020 se encuentra que el 16% de los municipios del país (181) presentan coberturas inferiores o iguales al 15%, el 20% de los municipios (223) presentaron coberturas entre el 15% y el 30%, 7% de los municipios (81) presenta una cobertura de alcantarillado superior al 90% y 50 municipios no reportaron información para la vigencia 2020 al SUI. El total de suscriptores del servicio de alcantarillado en el país es de 10.060.653.

“La importancia del tratamiento de aguas residuales va mucho más allá de nuestro sector, es un factor determinante para el desarrollo económico y social de las ciudades, contribuyendo en tres aspectos: Sostenibilidad ambiental, competitividad y calidad de vida. Con el PMAR estamos dejando política a 2050 que trascienda gobiernos”, afirmó Jose Luis Acero, Viceministro de Agua.

En lo referente a Antioquia, en 2020 se amplió el porcentaje de las aguas residuales tratadas pasando de 42,85% a 52,50%, debido principalmente a la entrada en operación del sistema de tratamiento de aguas residuales Aguas Claras en el municipio de Bello (Antioquia).

Teniendo en cuenta estas cifras y las metas que se buscan alcanzar para lograr los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, el Segundo Seminario de Acueducto y Alcantarillado de ANDESCO planteará como retos para el próximo gobierno el consolidar esquemas para la financiación del tratamiento de aguas residuales, y el de un mayor acompañamiento técnico que permita la selección adecuada de alternativas tecnológicas bajo cada contexto y particularidad de prestación, impulsando alianzas entre los diferentes agentes del sector, tanto para su cofinanciación como la estructuración (Gobierno Nacional, municipios, autoridades ambientales, proveedores y empresas de servicios públicos), a partir de soluciones alternativas de financiación a través de la banca multilateral, las bancas de desarrollo, y la creación de incentivos económicos que permitan mejorar las condiciones de saneamiento con predominio de soluciones regionales.