Tomado de El Espectador 
El grupo empresarial informó que cerró el año con activos de más de $67,8 billones, así como inversiones en proyectos por $4,2 billones, entre otros indicadores.

Este miércoles, el Grupo de Empresas Públicas de Medellín (EPM) reveló los resultados financieros que consolidó en 2021. Parte importante de esto es que los ingresos con los que cerró el año fueron de $25,3 billones, lo que se traduce en un crecimiento del 28 % en comparación con los registrados en 2020.

Los estados financieros del Grupo EPM también muestran que cuenta con unos activos de $67,8 billones (lo que le significó un crecimiento del 6 %), un pasivo de $39 billones (6 %), un patrimonio de $28,8 billones (6 %) y unas inversiones en infraestructura de $4,2 billones.

Sobre este último rubro, el grupo empresarial precisó que el 79 % de sus inversiones se destinaron al negocio de la energía, mientras que el 21 % restante al negocio de aguas. Aunque 2021 fue un año complejo para Hidroituango (hay que recordar el fallo de responsabilidad fiscal por 4,3 billones emitido por la Contraloría), EPM su compromiso por el proyecto al invertir $1,5 billones.

“El resultado operacional del Grupo EPM fue muy positivo, con un crecimiento del 38% frente al 2020. Este mejor desempeño evidencia en parte, el compromiso y la responsabilidad de todos los colaboradores que, sumado a la gestión eficiente de los negocios de la Compañía y a la reactivación gradual de la productividad que vive el país, nos permite seguir generando empleo a partir del desarrollo de proyectos de infraestructura y de programas de inversión social, que se traducen en bienestar para las comunidades”, manifestó el gerente general de EPM, Jorge Andrés Carrillo Cardoso.

El Ebitda del Grupo EPM (un indicador bastante consultado por los inversionistas) fue de $7,4 billones en 2021, lo que también se refleja en un crecimiento del 29%.

“El resultado neto del Grupo EPM fue de $3,3 billones, con un margen del 13%. Esta cifra que se explica principalmente por un mayor resultado operacional, contrarrestado por el crecimiento en el impuesto de renta asociado a los mejores resultados de las empresas del Grupo y por el reconocimiento de impuesto por la aplicación de la Ley 2155 de 2021 “Ley de Inversión Social”. Adicionalmente, se debe al menor impacto por diferencia en cambio con un gasto inferior del 94% frente al 2020 y con una devaluación de casi el 16%, así como un menor gasto por COVID-19 del 95% con respecto al año anterior”, detalló el grupo empresarial.

Por otra parte, los estados financieros de la matriz de EPM muestran que sus activos totales fueron de $56 billones (con un crecimiento del 5 %), un pasivo de $27,9 billones (4 %), un patrimonio de $28,1 billones  (6 %) y unas inversiones en infraestructura de $2,7 billones, de los cuales $1,5 billones son los destinados a la hidroeléctrica mencionados anteriormente.

Finalmente, el grupo empresarial detalló que su endeudamiento fue del 40 %, mientras que el de EPM matriz fue del 39 %.