Tomado de Semana

La multinacional Veolia le apostó a la creación de 11 Parques Tecnológicos Ambientales en Colombia. Conozca cómo funcionan.

¿Qué pasa con lo que desechamos?, ¿Qué desafíos tiene una empresa que recibe toneladas de basura al día? Son muy pocas las personas que se preocupan por el destino final de lo que desechan, sin embargo, la ecΩonomía circular, los retos sociales, tecnológicos, ambientales y económicos han llevado a vivir una evolución en la forma en la que se concibe el manejo de residuos y su relevancia en el desarrollo y bienestar de las comunidades; no obstante, todavía es común que esto esté asociado con malos olores, elementos contaminantes, impactos en la salud, presencia de insectos y roedores.

Al llegar al Parque Tecnológico Ambiental (PTA) Guayabal, en Cúcuta, donde se disponen 27.000 toneladas de residuos al mes provenientes de 20 municipios de Norte de Santander, la basura no es lo que capta la atención. En su lugar, cobran protagonismo el colorido del parque, los panales de abejas, la biodiversidad, el vivero y los senderos ecológicos; los empleados siembran frutas y visionan proyectos de seguridad alimentaria. Mientras tanto, en el PTA Antanas, en Pasto, donde se disponen 14.000 toneladas mensuales de 42 municipios, las actividades de avistamiento de aves, los orquidearios y viveros atraen cada día a más visitantes. En Manizales, el PTA La Esmeralda, en el que se disponen 18.000 toneladas mensuales de 22 municipios, hace parte vital del paisaje de la ciudad e impresiona el cariño y apropiación de la comunidad vecina que se enorgullece al recalcar que son una de las ciudades más limpias de Colombia.

Los desafíos de las empresas de servicios públicos son cada vez más demandantes y exigen poner a la ecología en el centro de las decisiones. Donde unos ven residuos, nosotros vemos recursos y riqueza para las próximas generaciones”, destaca Óscar García, director País de Veolia Colombia Panamá, una empresa que hoy sirve a 5,5 millones de usuarios y se posiciona con la oferta de servicios ambientales enfocando sus esfuerzos en la gestión integral del agua y eficiencia energética, cambiando la gestión de residuos.

Los 11 parques de este tipo que hoy tiene Veolia son el lugar donde los residuos reciben un tratamiento adecuado, en busca de priorizar el aprovechamiento y gestionar la disposición final de manera responsable. Esta visión permite el desarrollo y la preservación de ecosistemas con un alto nivel de compromiso por el cuidado y protección de la fauna, flora, recursos y aspiraciones de las comunidades aledañas. Elcy García Olarte, de 62 años y miembro de la comunidad aledaña al PTA San Silvestre en Barrancabermeja, tuvo la oportunidad de ingresar al PTA y comprobar que todo está bien organizado. “Yo misma lo he visto, no se puede decir que hay desorden o que huele feo”.

De esta forma Veolia persiste en el propósito de convertirse en campeón mundial de la transformación ecológica.

*Contenido elaborado con apoyo de Veolia.