Tomado de El Tiempo 

Valores que considera esenciales para fomentar la relación de confianza con sus grupos de interés.

Lo que el mundo entero tuvo que vivir a causa de la pandemia generada por el covid-19 representó un desafío para el sector empresarial que, al igual que toda la sociedad, se enfrentó a un periodo de incertidumbre sumado a la responsabilidad que debía asumir frente a cada uno de sus empleados.

Tal es el caso de Telefónica Movistar, una compañía que desde hace 22 años llegó al país para poner al alcance de los colombianos todas las posibilidades que ofrece la tecnología, con tal éxito que, ya superó la barrera de los 20 millones de clientes en el territorio nacional. Y es que Movistar y su gran equipo vieron en la pandemia una oportunidad de aprendizaje en términos de ética y liderazgo.

“Los líderes, al igual que toda la sociedad, nos enfrentamos a un periodo de incertidumbre, pero además tuvimos la responsabilidad de guiar hacia el futuro, esto ha implicado el reaprendizaje de múltiples procesos como liderar equipos virtuales, tener una mentalidad de aprendizaje, reafirmar la visión y crear lazos de confianza y transparencia con los equipos. Dadas las circunstancias, hemos tenido que avanzar en la toma de decisiones rápidas, ser más flexibles y versátiles”, afirmó Fabián Hernández, presidente CEO Telefónica Movistar Colombia, agregando que “la pandemia ha sido un reto para todos los sectores y desde Movistar no ha sido la excepción. Sin embargo, uno de los grandes desafíos de ese contexto fue acelerar la digitalización de procesos y servicios, y gracias a la estrategia de transformación digital que venía desarrollando Movistar, desde hace varios años, este proceso fue más fácil de asimilar para nosotros. No obstante, a pesar de conocer nuestras capacidades, algunos de los principales temores fueron asegurar la capacidad de la red, digitalizar los canales de atención y ayudar a otros sectores, en particular a las mipymes, en la digitalización”.

En términos generales, Movistar es consciente de la evolución que dicha coyuntura generó en lo que a ética empresarial se refiere. Hoy en día existe una mayor sensibilidad frente al hecho de que todos sienten una codependencia hacia los demás, demostrando así que, se volvió esencial entender el rol que juegan las empresas cuando se trata de contribuir a solucionar los problemas globales, pues en su papel de orientar las decisiones de la compañía, también es su deber incluir dentro de su estrategia de negocio dichos temas.Movistar

La labor que realizó la industria de las telecomunicaciones de la mano de Movistar da cuenta del alto compromiso que dicha entidad.

Foto:

Telefónica Movistar

La industria de las telecomunicaciones: más fuerte que antes

Tras varios meses de impactos en materia socioeconómica y de salud pública, la industria de las telecomunicaciones evidenció la importancia de liderar un sector que permitiría la reactivación económica y la construcción de un futuro digital.

“En el último año ha crecido el número de accesos fijos y móviles, se ha avanzado en el despliegue de tecnología relevante como la fibra óptica y se ha obtenido una mayor cobertura 4G. Además, hemos sido soporte para múltiples compañías que no sabían cómo afrontar su transformación digital y que gracias a las soluciones que tenemos en el mercado han fortalecido su capacidad de gestión”, continúa el Presidente CEO Telefónica Movistar Colombia.

A lo anterior, se une el deseo de contribuir a resolver los problemas que hay en la sociedad desde distintas aristas como la conectividad, que ayudó a que, a pesar de las circunstancias de aislamiento, las personas se sintieran más cerca; la tecnología que se puso al servicio de la sociedad con los primeros pilotos de 5G; los casos de Big Data para el bien social que permitieron entender los flujos de comportamiento de la población y las prácticas de voluntariado digital que facilitaron que las personas compartieran sus conocimientos con los demás.

De igual manera, “el sector de las telecomunicaciones vive en una constante evolución tecnológica, no solo en lo que tiene que ver con la infraestructura de redes, sino por la gran variedad de soluciones y servicios digitales que podemos poner a disposición de los usuarios. Uno de los elementos más importantes para el país tiene que ver con la migración de tecnologías y, en particular, hay que destacar el poder de la fibra óptica, una tecnología que es fundamental para el desarrollo social, económico e incluso ambiental del país”, dice Hernández.

Movistar

En términos generales, Movistar es consciente de la evolución que dicha coyuntura generó en lo que a ética empresarial se refiere.

Foto:

Telefónica Movistar

Responsabilidad social empresarial

La labor que realizó la industria de las telecomunicaciones de la mano de Movistar da cuenta del alto compromiso que dicha entidad tiene frente a las situaciones relacionadas con la responsabilidad social y los valores corporativos que, desde sus inicios, ha venido plasmando a través de sus acciones.

“Desde Movistar siempre hemos tenido un alto compromiso en materia de sostenibilidad, llevamos 15 años gestionando los diferentes asuntos sociales por medio de la Fundación Telefónica Movistar, ambientales y económicos porque creemos que en nuestra gestión son tan importantes tanto los resultados financieros como los no financieros. En 2020, nos centramos en materia de conectividad (Ilimidatos y oferta educación), soluciones para la digitalización de las empresas, innovación tecnológica con 5G para mitigar el covid-19 y campañas de donaciones”, explica Natalia Guerra, directora de Asuntos Públicos de Telefónica Movistar.

Para Guerra, igualmente, es importante mencionar que en materia de valores corporativos y de talento humano, su forma “de trabajar refleja el tipo de compañía que queremos ser y cómo queremos que todos los que interactúan con nosotros nos vean. En este orden, contamos como directriz con nuestros Principios de Negocio Responsable, que son los principios, normas y comportamientos que deben regir todo lo que decimos y hacemos en nuestra actividad diaria, tanto cuando actuamos de forma individual como en equipo. Nuestros Principios de Negocio Responsable emanan de tres valores básicos: la integridad, el compromiso y la transparencia, valores esenciales para fomentar la relación de confianza que Movistar quiere tener con sus grupos de interés”.