Tomado de La República 

Así lo expresó Camilo Sánchez, presidente de Andesco, durante el 10° Seminario de Eficiencia Energética organizado por el gremio.

Anderson Urrego – aurrego@larepublica.com.co

Camilo Sánchez, presidente de Andesco, durante el 10° Seminario de Eficiencia Energética organizado por el gremio, mencionó que «las empresas de Servicios Públicos están comprometidas con la meta de lograr una mayor eficiencia energética en el país para garantizar la seguridad energética, recuperar el crecimiento económico, integrar nuevas tecnologías, aportar al cumplimiento de los compromisos de cambio climático y a la meta de carbono neutralidad”.

“Desde Andesco promovemos la incorporación de las mejores prácticas en eficiencia energética en los diferentes sectores de la economía, lo cual está relacionado con nuestra principal insignia: la sostenibilidad. Nuestras 160 empresas que representan cerca del 7 % del PIB colombiano están comprometidas con ese aspecto y lo demuestran a través de diferentes iniciativas y proyectos enfocados a brindar servicios públicos y comunicaciones cada vez más eficientes que mejoren la calidad de vida de los colombianos”, destacó.

A nivel global la eficiencia energética aporta u 40 % a la meta de reducción de gases de efecto invernadero, equiparable a la contribución que una mayor implementación de fuentes renovables no convencionales aporta a este objetivo; de hecho, es la medida más costo efectiva para avanzar en este objetivo de cambio climático.

En ese sentido Colombia se ha trazado la meta de reducir 51 % de las emisiones de efecto invernadero. Otros países como Alemania y Dinamarca, que estuvieron representados en el Seminario a través de expertos invitados, también cuentan con metas ambiciosas, entre estas llegar a la carbono neutralidad a 2045 y lograr la independencia de combustibles fósiles a 2050, respectivamente.

El Gobierno Nacional también le apunta a incentivar la eficiencia energética en el país, Diego Mesa, Ministro de Minas y Energía, destacó el rol de la eficiencia energética como pilar fundamental de la política de transición energética, “hemos mejorado la Ley 1715 a través del PND y la Ley de Transición Energética para estimular las inversiones en proyectos en esta materia” señaló.

Según afirmó Christian Jaramillo, Director de la Upme, “en Colombia solo el 31% de consumo de energía es energía útil, y el recambio de equipos de uso final podría generar ahorros en el consumo que se estiman entre 6.600 y 11.000 millones de USD al año”.

La pandemia debe verse como una oportunidad de construir una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta, como lo mencionó Brian Motherway de la IEA, «para que la transición sea exitosa debemos trabajar en conjunto con las personas».

En tal sentido, es necesario consumir mejor y de manera inteligente, por eso, desde las empresas de Servicios Públicos, permanentemente se hace un llamado a los ciudadanos para que hagan uso eficiente y responsable de la energía.

“Debemos seguir incursionando en la digitalización de procesos, reduciendo la brecha tecnológica que nos permita ser más eficientes. Una herramienta clave es sin duda la medición avanzada (AMI),. Esta tecnología permitirá a los usuarios tener un mayor control sobre sus consumos y acceder a más servicios”, concluyó Camilo Sánchez, Presidente de Andesco.