Tomado de Alcaldía de Bogotá

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos-UAESP anunció este jueves 29 de julio que el proyecto Biogás Doña Juana, una iniciativa para reducir las emisiones de dióxido de carbono que genera el relleno sanitario de la ciudad y generar energía eléctrica, fue reconocido con el Premio a la Eficiencia Energética de la Asociación Nacional de Servicios Públicos y Comunicaciones-ANDESCO, en la categoría “Entidades Públicas y Entes Territoriales.

“Estamos felices, nada mejor nos podría suceder en este momento más coordinado con nuestro Plan de Desarrollo, más coordinado con los sueños que tenía nuestra alcaldesa en campaña, nada más cierto en nuestro propósito que adelantar todas las acciones necesarias para que esta ciudad cambie”, aseguró la directora de la UAESP, Luz Amanda Camacho.

Este proyecto es una de las apuestas en eficiencia energética más importantes de Bogotá y el país, pues se ajusta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS, no le cuesta nada a la ciudad, ya es que es una alianza público-privada, y fomenta la valorización de residuos y sus subproductos.

Actualmente, la capacidad de generación de energía de la planta de Biogás Doña Juana es cercana a los 2 megavatios por hora, energía que consumen cuatro mil hogares en Bogotá, pero la meta para 2020 es alcanzar una capacidad de 27, 5 megavatios por hora para abastecer a unos 70 mil hogares de la ciudad.

“Si no existiera Biogás Doña Juana, se necesitaría: Uno, cultivar 160 millones de árboles cada año para compensar los efectos nocivos que tienen los gases de efecto invernadero que se generan en un relleno sanitario tradicional o dos, se necesitaría sacar de la circulación a 400 mil vehículos compactos”, señaló el presidente de Biogás Doña Juana, Helmuth Gallego.

Biogás Doña Juana evita que 800 mil toneladas de dióxido de carbono cada año. Gracias a la venta de los bonos de carbono y a la generación de energía, el Distrito recibe un ingreso anual aproximado de tres mil millones de pesos. Estos recursos benefician a las comunidades que viven en las zonas aledañas a Doña Juana a través de programas como el Plan de Gestión Social de Mochuelo.