Tomado de Portafolio

El grupo dará primer paso en la próxima subasta de energías limpias. Busca desarrollar inversiones en este campo por más de $2 billones.

Gracias al acuerdo con Enel Américas, el Grupo Energía Bogotá (GEB) incursionará por primera vez y con paso firme en el negocio de las energías renovables no convencionales donde tiene previstas inversiones por más de $2 billones.

El conglomerado desarrollará la tarea a través de ‘Enel Bogotá’, marca creada para tal fin y que surge de la fusión de Emgesa, Codensa y Enel Green Power, en la que tendrá una participación del 42,515%, y se incorporarán los activos de energías renovables que tiene Enel Green Power en Colombia, Panamá, Costa Rica y Guatemala.

Es de esperarse la participación de la nueva compañía en las subastas de renovables que realice el Gobierno Nacional, una vez se surtan todos los trámites de rigor ante las entidades competentes”, subrayó uno de los voceros del GEB.

Por lo pronto, la creación de la nueva compañía (Enel Bogotá) fue aprobada por unanimidad por la Asamblea Extraordinaria de Accionistas y fue ratificada ayer en las asambleas de Codensa, Emgesa y Enel Green Power.

Cabe recordar que con la nueva marca, además de reorganizar el portafolio de activos, incluyendo los proyectos renovables no convencionales en operación y que se están desarrollando en Colombia, el objetivo es convertirse en una empresa líder y referente en energías limpias, para aumentar su capacidad de generación eléctrica de 2.400 gigavatios hora (GW/h) a más de 5.000 GW/h.

Y esta tarea, de la que hace parte el GEB, es el pilar de su Estrategia de Sostenibilidad. “Esta es necesaria porque a pesar que los negocios del grupo generan bienestar social y contribuyen a la mitigación del cambio climático, sus proyectos y operaciones pueden causar impactos negativos en el ambiente y las comunidades”, resaltó el vocero.

Así, el grupo sólo considera exitosos sus negocios cuando estos, además de contribuir al desarrollo empresarial, nacional y regional, y al mejoramiento de las condiciones ambientales globales, aportan también a la prosperidad y el bienestar de las comunidades en el entorno de sus operaciones y proyectos.

Por lo anterior, en el diseño de los proyectos, el GEB buscará incluir medidas de adaptación al cambio climático que doten a la infraestructura con la capacidad de operar bajo condiciones de eventos climáticos extremos, y con la capacidad para soportarlos, por lo que junto con sus filiales priorizarán su participación en proyectos de generación con fuentes renovables no convencionales.

Con base en sus tesis de sostenibilidad, el GEB a través de la marca ‘Enel Bogotá’ buscará desarrollar futuros proyectos de plantas solares y eólicas en el territorio nacional, para lo cual contará con la experiencia y el camino que ya tiene recorrido Enel Américas.

De igual manera, entrarán en el alumbrado público inteligente para Bogotá, crear una alianza con Ufinet para obtener la fibra óptica lo que permitirá tener medidores inteligentes y un sistema de medición de calidad de aire en tiempo real en Bogotá.