CUT reafirmó apoyo por la propuesta tributaria de la ANDI. Fenalco propone bono para los empresarios que han cerrado.

En la búsqueda de consensos sobre el contenido de la nueva propuesta tributaria, este lunes se desarrolló el tercer encuentro virtual organizado por las comisiones económicas del Congreso de la República.

En esta ocasión se escucharon múltiples intervenciones y opiniones de líderes gremiales y sindicales, jóvenes en representación de asociaciones estudiantiles e independientes, así como otros representantes de la sociedad civil.

 

Durante el encuentro virtual, más coincidencias salieron a la luz, entre estas, la necesidad de que sean los más pudientes de la sociedad los que deben financiar la inversión social, acogiendo propuestas como las de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) o del Consejo Gremial Nacional.

El primero en participar fue el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, quien señaló debería existir un bono de reactivación para aquellos “que lo han perdido todo” por los cierres y que los establecimientos afectados por la pandemia deberían estar “exentos de predial”.

A su turno, Rosmery Quintero, presidente de Acopi, el gremio de las mipymes, pidió una “tarifa diferencial de renta para las mipymes” y puntualizó que la próxima reforma debe ser “más efectiva”.

Mientras tanto, Camilo Sánchez, presidente de Andesco, reiteró la propuesta del gremio para concretar la venta de Interconexión Eléctrica (ISA).

Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, la red de cámaras de comercio, insistió en la propuesta de reforma tributaria planteada por el sector que contempla el diferimiento del ICA y mejorar la progresividad de la renta para las personas jurídicas.

Apoyo a la propuesta de la ANDI

Durante su intervención, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Luis Maltes, condenó que el país esté en búsqueda de una nueva reforma tributaria, a la que consideró “inviable”, por lo cual, “lo mejor sería acoger la propuesta de la ANDI”.

El articulado propuesto por los industriales del país planea recoger $ 12 billones, donde empresarios y más pudientes, aporten los recursos.

Tomado de El Heraldo