Es la segunda fase de inscripciones al programa “Última milla móvil”, que entregará tarjetas SIM a alumnos de instituciones públicas.

Esta semana, el Ministerio de las TIC dio inicio a la segunda fase de inscripciones a la iniciativa “Última milla móvil”, que busca conectar con voz y datos a estudiantes de instituciones oficiales mediante la entrega de tarjetas SIM. El programa cuenta con una inversión de $96.675 millones.

Según la cartera, cada tarjeta contará con una capacidad de navegación de 5GB, tecnología 4G LTE, minutos ilimitados a todo destino nacional y WhatsApp sin videollamada. Se espera que sirvan como herramienta para que los estudiantes puedan consultar trabajos en línea y acceder a contenidos educativos que faciliten su proceso de aprendizaje.

Los beneficiarios también podrán navegar sin consumo de datos móviles en 21 URL relacionadas con salud, educación, urgencias y Gobierno, como los sitios del ICBF, Sisbén, Ministerio TIC y teprotejo.org, entre otros.

Cabe mencionar que el usuario deberá pagar $5.450 correspondientes a la tarjeta SIM. Este pago deberá realizarse una sola vez.

Para esta segunda fase se dará prioridad a 90 municipios priorizados, que fueron seleccionados según su alto nivel poblacional. Los servicios del programa estarán disponibles para los estudiantes que habitan en el casco urbano de dichos municipios hasta por 13 meses. Consulte si su municipio está en el listado haciendo clic aquí.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el 7 de mayo. Los interesados pueden llenar el formulario ingresando aquí.

¿Quiénes pueden aplicar?

Los estudiantes que deseen participar deben cumplir con cinco criterios:

1. Ser alumno de grado noveno, décimo o undécimo en una institución educativa pública, estudiante de universidad pública o del SENA que pertenezcan a uno de los municipios en la lista. En el caso de los universitarios y estudiantes del SENA, deberán restarles, como mínimo, 15 meses para finalizar el programa al que están matriculados.

2. Estar en estratos 1 o 2. Debe demostrarlo con la copia de un recibo de servicios públicos o mediante una constancia de la autoridad territorial en la que se indique que su predio se ubica en dichos estratos.

3. Los beneficiarios deben pertenecer a alguna de las clasificaciones de pobreza del Sisbén IV. Esto será verificado a través de la Oficina de Fomento Regional.

4. El usuario deberá contar con un dispositivo móvil con capacidad para navegar en internet 4G LTE.

5. También deberá entregar una declaración juramentada en la que señale el departamento, municipio, institución educativa pública a la que pertenece el estudiante y dirección de residencia. Asimismo deberá certificar que no cuenta con un servicio de internet fijo ni móvil pospago.

En caso de que el estudiante sea menor de edad, el documento deberá ser tramitado por el padre, acudiente o representante legal del menor. Este deberá adjuntar copia de su documento de identidad y copia del documento del menor .

“El principal objetivo de esta iniciativa es fortalecer aquellas instituciones educativas donde los estudiantes han tenido mayores dificultades en términos de acceso y uso de conexión a internet para desarrollar sus actividades académicas”, subrayó la ministra Karen Abudinen.

Según Abudinen, en la primera etapa, cerrada el pasado 14 de abril, se recibieron manifestaciones de interés de 246.348 estudiantes de instituciones oficiales. Estas serán evaluadas una vez se concluya el proceso de licitación pública previsto para el 10 de mayo.