COMUNICADO DE PRENSA

  • Más de la mitad de los usuarios que acceden a la televisión por suscripción no se encuentran registrados en las cifras oficiales.

 

  • Las pérdidas anuales para los operadores y programadores son aproximadamente US$66 y US$23 millones respectivamente.

 

Bogotá D.C., 24 de marzo de 2021. En el marco del proyecto Más Legalidad realizado por Andesco en 10 ciudades de Colombia, el nivel de subreporte de usuarios ronda el 66%, esto significa que para la mencionada muestra más de la mitad de los usuarios que acceden a la televisión por suscripción no se encuentran registrados en las cifras oficiales, generando efectos negativos como evasión de impuestos, imposibilidad de creación de nuevos puestos de trabajo y condiciones negativas para la inversión sectorial.

Este efecto también cubre a los operadores de redes y servicios, así como a los programadores de contenidos. Las pérdidas anuales para los operadores y programadores son aproximadamente US$66 y US$23 millones respectivamente. A nivel nacional la última cifra de referencia sobre el nivel de subreporte en Colombia era aproximadamente del 40% para el 2019. Este porcentaje implica que existen más de 4,06 millones de suscriptores ilegales que comprenden los fenómenos de subreporte, piratería de señales y conexiones ilegales. Los efectos económicos para el estado, programadores y operadores se aproximan a US$201, US$332 y US$948 millones.

Tras el informe, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones, ANDESCO junto con sus empresas afiliadas, establecieron que es indispensable realizar acciones conjuntas entre los diferentes actores sectoriales, tales como: i) Incrementar las acciones de Vigilancia y Control y aumentar las penas que se aplican a quienes desarrollan estas actividades ilegales, ii) el estado colombianos debe realizar una medición a nivel nacional donde se identifique la realidad en cuanto a la dimensión de estos problemas con el fin de cuantificar y posteriormente medir el avance de las medidas de control establecidas, iii) el desarrollo de un estudio de mercado por parte de la Comisión de Regulación de Comunicaciones que tenga en cuenta el efecto de este flagelo en la competencia en este mercado y defina los ajustes regulatorios necesarios para garantizar condiciones iguales en el sector audiovisual, iv) utilizar medios tecnológicos que permitan identificar y correlacionar el uso de señales por parte de los operadores de red y limitar y controlar la importación de elementos de red como antenas FTA (Antenas Free To Air) y finalmente v) generar las campañas de comunicación necesarias para que los televidentes y usuarios de los contenidos audiovisuales sean conscientes que el desarrollo del sector y la producción de contenidos depende del justo pago por el uso de los contenidos

 

  1. Fuente: Auditorías encomendadas a La Empresa BB-Business Bureau.