Por Ayelén Portaluppi
ayelenportaluppi@portalmovilidad.com

La Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones de Colombia (ANDESCO) resalta que para el cumplimiento de la meta establecida de tener circulando 600 mil vehículos eléctricos al 2030 deben reforzarse los incentivos a la compra y la reducción de impuestos a través de la nueva reforma tributaria.

En ese sentido, Mauricio López, vicepresidente de ANDESCO, destaca: “Sin dudas el gobierno nacional tomó medidas importantes para alcanzar una movilidad sostenible desde el momento en que se estableció una ley dedicada a la movilidad eléctrica con unos lineamientos muy claros”.

No obstante, menciona a Portal Movilidad que aún quedan medidas por implementar: “Se requiere fortalecer las condiciones para una mayor masificación de la movilidad sostenible desincentivando la oferta de vehículos a combustión. Es un juego de doble punta”.

En particular, a través de la nueva reforma tributaria, “ampliar los incentivos económicos actuales para la masificación de los vehículos eléctricos, fundamentalmente la eliminación del 20% correspondiente a la contribución de la energía eléctrica y el 19% del IVA para el servicio de recarga”.

Hoy en día en Colombia la recarga de vehículos eléctricos es una actividad comercial por lo que al valor de la energía se le suma un 20% en carácter de contribución destinado a reducir los costos en los sectores con menores ingresos.

En cuanto a la compra, hoy en Colombia los vehículos eléctricos están libres del impuesto al valor agregado y del consumo, mientras que los híbridos abonan un 5% de IVA y el 8 o 16% del impuesto al consumo.

Asimismo, afirma que se debe facilitar el acceso a los trámites para la obtención de los beneficios tributarios de importación de equipos.

En esta línea, aunque remarca que las empresas que nuclea la asociación ya están comenzando la migración a unidades de movilidad sostenible, indica que debe hacerse lo propio en el sistema de transporte público para replicar experiencias como las de Bogotá, Medellín y Cali y el transporte de carga.

Otro eje a considerar según Lopez es la quita de subsidios a la gasolina que, si bien con el tiempo fue disminuyendo, todavía sigue siendo un porcentaje alto.

“En esta reactivación económica es importante potenciar a toda la cadena de valor. Desde la compra de los vehículos, pasando por la electrolinera hasta los mecánicos. Además, la aceleración del proceso como consecuencia tendría una baja en las morbilidades y quita de presión financiera en el sistema de salud”, afirma el vicepresidente de ANDESCO.

Tomado de Portal Movilidad