Para 2025, según estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo, en la región habría 1,2 millones de vacantes para el sector

Salomón Asmar Soto – sasmar@larepublica.com.co

Cifras reveladas por un estudio de la compañía Crack The Code indican que menos de 30% de las mujeres trabajan en el sector tecnológico en Colombia. También afirma que la baja participación es producto de la brecha educativa, pues solo dos de cada 10 eligen estudiar una carrera relacionada con esta área debido a la poca orientación al respecto.

A esto se suma que tan solo para el cuarto trimestre de 2020 el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) registró que la tasa de desempleo para las mujeres fue más alto que el de los hombres, 18,7% y 10,2% respectivamente.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en América Latina la industria del software empleará a más de 1,2 millones de programadores para 2025, segmento del que solo siete de cada 1.000 mujeres colombianas hacen parte como creadoras de aplicaciones, software y videojuegos.

También, según cifras del estudio ‘Desigualdad digital de género en América Latina y el Caribe’, el BID reveló que, en 17 de los 23 países de la región, menos mujeres declaran poseer celulares en comparación con hombres, otro de los aspectos que incide directamente en esa falta de conectividad y oportunidades de formarse en el sector TIC.

El estudio concluyó que, de modo general, cuanto menor es la brecha de género en la posesión de dispositivos móviles, “mejores son las perspectivas para la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo y menores son las disparidades entre los géneros en trabajos vulnerables y desempleo juvenil”.

Aunque las cifras son poco alentadoras, el sector TIC y en especial la industria del software han venido trabajando en la inclusión del género femenino, reconociendo su habilidad y talento para desempeñarse en tareas de desarrollo, programación y liderazgo de equipos.

Por ejemplo, 43% de los colaboradores de la compañía Digital Ware son mujeres, desempeñando roles en proyectos de tecnología e innovación para el sector público y privado, dirección de áreas y apoyo en asistencia.

“Hemos encontrado la necesidad de eliminar barreras de género, teniendo en cuenta que en el sector de la tecnología hay un alto porcentaje de hombres que lideran las organizaciones y hacen parte de todos los ciclos de vida del negocio de TI. Ser mujer y liderar procesos en compañías de tecnología no solo es una novedad sino también un reto en el que trabajamos a diario para generar una mayor visibilidad de las grandes capacidades de liderazgo” afirmó María Fernanda Carbonell, directora de gestión humana de Digital Ware.

Tomado de La República