LR habló con varios gremios que aseguraron no estar de acuerdo con poner una tarifa a los bienes exentos y excluidos

Carolina Salazar Sierra

Esta semana el Ministerio de Hacienda presentará ante el Congreso la próxima tributaria con la que se buscaría hasta $25 billones. Los gremios están a la espera de lo que se presente, sobre todo, porque la economía está en una fase de recuperación tras la crisis que desató la pandemia y, aunque el Gobierno necesita mejorar la situación fiscal, esta no puede minar el crecimiento.

Ante la expectativa, LR habló con varios de gremios económicos, que aseguraron que, además de mejorar los ingresos, la reforma debe apoyar la reactivación. “El gran reto que debe sortear el país con la próxima reforma fiscal es no afectar la competitividad de las empresas, más aun, teniendo en cuenta el importante rol que tendrá el sector productivo en la reactivación”, aseguró Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Según Mac Master, la reforma debe mejorar la estructura tributaria a través de medidas que permitan que las empresas sean competitivas, consoliden al país como destino atractivo para la inversión extranjera, promuevan la formalización tributaria y garanticen la sostenibilidad fiscal.

LOS CONTRASTES

Bruce Mac Master

Presidente de la Andi

“El gran reto que debe sortear el país con la próxima reforma fiscal es no afectar la competitividad de las empresas, más aún teniendo en cuenta el importante rol del sector productivo en la reactivación”.

Javier Díaz

Presidente de Analdex

“Que no solamente se vea el tema de impuestos sino también del gasto público. Creemos que hay rubros en los que se pueden recortar gastos porque no se está siendo eficiente”.

La presidente de Acopi, Rosmery Quintero, está en esta misma línea, pues considera que las empresas han sido de las más golpeadas durante la pandemia. “Es necesario no gravar más al sector empresarial. Es un sector significativamente golpeado por la pandemia y está haciendo un gran esfuerzo”, explicó Quintero.

Otra de las preocupaciones de los gremios es frente al IVA, pues la mayoría considera que no se deben gravar bienes que están excluidos o exentos. Sin embargo, el Gobierno podría estar pensando en pasar de 5% a 19% algunos o que los que no causan IVA sí lo hagan. “Nuestra preocupación ahora es mantener la condición de bienes exentos tanto del pollo como del huevo”, dijo Gonzalo Moreno, el presidente ejecutivo de Fenavi.

Según el presidente de la SAC, Jorge Bedoya, esa medida perjudicaría a los hogares que no pueden ser considerados como de ingresos bajos para entrar dentro de la devolución del impuesto. “Eso en nuestro concepto es desconocer la realidad de lo que implicaría gravar la alimentación de los colombianos”, dijo. Además, no está de acuerdo con que se graven los insumos de los productores.

Frente a eliminar el 4×1.000, la mayoría considera que es una buena propuesta dado que es un impuesto distorsionante y que desincentiva la bancarización. “Su eliminación incentivaría la bancarización y el uso de productos y canales financieros. El Gobierno debe tener claridad en la viabilidad y transición de la eliminación”, aseguró Alejandro Vera, vicepresidente técnico de Asobancaria.

Además, en general, están de acuerdo con abolir el ICA. “La eliminación del ICA es conveniente y puede complementarse con el fortalecimiento de otros mecanismos de financiación a nivel municipal, como el impuesto predial”, dijo Camilo Sánchez, presidente de Andesco.

En cuanto a ampliar la base gravable del impuesto de renta, la mayoría coindice en que sería una buena iniciativa. De hecho, en la tributaria se buscaría que declaren desde los $2,5 millones mensuales. “La base es muy reducida, por lo cual estamos de acuerdo en que se debe ampliar, pero se debe tener cuidado con el aumento de impuestos a las empresas” dijo Paula Cortés, presidente de Anato.

Los gremios mencionaron que el Gobierno también debe luchar contra la evasión, así como promover la formalidad laboral y la eficiencia del gasto.

Tomado de La República