Al reportar un crecimiento del 36% en ganancias el conglomerado propondrá a la Asamblea de Accionistas un dividendo por acción de $178.

En un año tan complejo y retador como el 2020, por las consecuencias económicas y sociales de la pandemia Covid-19, el Grupo Energía Bogotá reportó positivos resultados financieros.

Los ingresos consolidados aumentaron 5% al pasar de $4,89 billones en 2019 a $5,13. Por su parte, la utilidad neta atribuible al GEB aumentó 36% al pasar de $1,85 billones a $2,51 billones y el Ebitda consolidado ajustado se incrementó en 17% y llegó a $3,66 billones.

De acuerdo con estos favorables resultados se pondrá a consideración de la Asamblea de Accionistas, que se realizará el próximo 29 de marzo, la distribución de $1,63 billones.

“El dividendo por acción propuesto es de $178, un aumento del 27% frente al dividendo de $140 decretado sobre las utilidades del 2019, equivalente a una rentabilidad por dividendo del 6,7% con base en el precio de la acción al 30 de diciembre de 2020.El dividendo por acción corresponde a un dividendo ordinario por $147, y uno extraordinario por $31”, resaltó un comunicado del GEB al mercado.

Tomado de Portafolio