Desde el inicio de nuestra gestión nos pusimos en la tarea de ser una entidad eficiente, oportuna y cercana a nuestros grupos de interés, que fuera garante del desarrollo sostenible. Nos trazamos metas a 2030 para que en un futuro nuestro legado se mantenga en el tiempo.

Hemos venido impulsando una estrategia de planificación de los proyectos con diferentes sectores, a través de agendas sectoriales ambientales con gremios y entidades como la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la Agencia Nacional de Minería y la Unidad de Planeación Minero Energética, entre otros, con el fin de responder de manera oportuna y con calidad y seguir construyendo una relación de confianza e impulsar juntos la reactivación económica.

Esta planeación institucional y el apoyo de un equipo multidisciplinario y especializado nos han permitido tener al día el 100 % de los trámites de evaluación, de acuerdo con los tiempos establecidos en la ley. A la fecha, hemos aprobado 410 solicitudes a los sectores de minería, hidrocarburos, energía, infraestructura y agroquímicos; sectores que representan el 15 % del PIB del país. Esta gestión permitirá generar 5.507 megavatios de energía al sistema interconectado, más de 400 kilómetros de vías y cientos de empleos para las regiones, entre otros beneficios.

Logramos reducir los tiempos de respuesta para permisos y trámites ambientales hasta en un 70 % y tomamos decisiones oportunas para más de 18.000 trámites, con cero rezagos. Adicionalmente, expedimos 428 certificaciones a proyectos que generan beneficios ambientales como la reducción de 469.723 toneladas de CO2, que equivalen a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) provenientes de 100.000 vehículos conducidos en un año.

Así mismo, las empresas que cuentan con una licencia ambiental y tienen la obligación de prevenir y corregir impactos ambientales a través de las medidas contempladas en el Plan de Manejo Ambiental y causadas por el desarrollo del proyecto. Hemos aprobado, a la fecha, una inversión de más de $ 268.000 millones que evitan y previenen impactos ambientales y promueven también la reactivación económica en regiones.

En este gobierno saldamos una deuda histórica con la biodiversidad. Hemos viabilizado más de $ 484.000 millones para la compensación e inversión forzosa de no menos del 1 %, los cuales serán invertidos en acciones de restauración de ecosistemas y cuencas hídricas que impulsarán la generación de aproximadamente 94.850 empleos en los territorios.

A pesar de las limitaciones que enfrentamos a causa del covid-19, en 2020 no nos detuvimos. Realizamos 561 visitas no presenciales apoyadas con drones, seguimiento satelital, entre otras herramientas, lo que nos permitió realizar un debido control y seguimiento, logrando una cobertura del 75 % de los proyectos activos y aumentando un 12 % frente al 2019.

Invertimos en infraestructura, nuevas tecnologías y canales de atención, como el nuevo Centro de Orientación, lo que nos ha permitido alcanzar un 99 % de oportunidad en respuesta a las peticiones y solicitudes ciudadanas. Adicionalmente, lanzamos la aplicación Anla para que cualquier ciudadano pueda consultar el estado de los proyectos licenciados y en trámite y también pueda interponer una denuncia ambiental.

Con el objetivo de seguir promoviendo las mejores prácticas a nivel global para comunicar públicamente nuestra gestión en materia ambiental, económica y social, presentamos recientemente nuestro segundo Informe de Gestión y Sostenibilidad, con estándares del Global Reporting Initiative. Seguiremos con nuestra política de mejora continua para ofrecer más y mejores servicios y acercarnos aún más a nuestros grupos de interés, porque nuestro compromiso es con Colombia y con el desarrollo sostenible.

Rodrigo Suárez Castaño
Director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla)

Tomado de El Tiempo