COMUNICADO DE PRENSA

 

Mitigación de riesgos para el personal, así como, ahorro de recursos y tiempo, hacen parte de los aportes del equipo de drones que tiene Enel-Emgesa.

 

  • La calidad y la precisión en la información han sido los principales beneficios de las inspecciones acompañadas por los drones, debido a que permiten contar con datos exactos y comprobables para la operación de las centrales.

 

  • 18 pilotos capacitados y certificados tienen la misión de inspeccionar la infraestructura de las centrales de generación de la Compañía, así como de atender emergencias o imprevistos que puedan presentarse en las instalaciones.

 

Bogotá, 3 de febrero de 2021. Como parte de la estrategia de innovación y transformación digital de Enel-Emgesa, y en concordancia con los proyectos de robotización, digitalización e innovación en Colombia, la compañía viene incorporando a sus equipos de trabajo, diferentes drones. Estas adquisiciones significan hoy para la operación, mayor seguridad en procesos de inspección y atención de contingencias que se puedan presentar en la infraestructura de generación de energía eléctrica y mayores eficiencias.

 

“Decidimos incorporar drones en gran parte de nuestras labores y proyectos, con el objetivo de dar valor agregado a la operación y tener más análisis de data para tomar decisiones oportunas y mucho más acertadas de cara a la operación de las centrales, los mantenimientos y al manejo de posibles contingencias que se puedan presentar. Con la ayuda de los 18 pilotos que tenemos, los drones nos han permitido llegar a puntos de difícil acceso y, por ejemplo, hacer inspecciones en menor tiempo de manera más segura; sin duda son una gran herramienta”, aseguró el gerente general de Enel-Emgesa, Marco Fragale.

 

El uso de Sistemas de aeronaves no tripuladas (UAS, por sus siglas en inglés) o drones, como se les conoce comúnmente, se ha implementado con gran éxito en los últimos años en la ingeniería, topografía, fotogrametría, catastro, ambiente y muchas aplicaciones más, por tal razón la compañía inició un proceso de incorporación y adaptación de productos que complementen actividades convencionales, reemplacen otras e incluso desarrollen nuevo conocimiento.

 

En ese sentido, los drones de Enel-Emgesa requirieron complementarse con herramientas informáticas, modelos matemáticos y profesionales encargados del proceso y análisis de datos, para la obtención de productos ajustados con los que se pueden realizar mediciones, cálculos, desplegar atributos, realizar diseños e incluso servir como base para análisis más elaborados y complejos.

 

Dentro de esas herramientas, los Sistemas de Información Geográfica (SIG) se constituyen en la mejor forma de dar utilidad a los datos provenientes de los drones, por eso la compañía desarrolló y se encuentra implementando un proyecto denominado “Hydro O&M ArcGIS & Portal”, que recopila todas las características de los Sistemas de Información Geográfica, al que hace parte un grupo de trabajo dedicado al procesamiento y análisis de información obtenida con los drones.

 

Para la implementación del programa se capacitaron y certificaron 18 pilotos que hacen parte de la Compañía y que ahora tienen la tarea de realizar vuelos externos, para hacer inspecciones aéreas de la infraestructura de las centrales de generación; y vuelos internos, para hacer inspecciones de ductos, chimeneas, compartimientos y otros espacios de acceso limitado.

 

El equipo de drones para vuelos externos se dividió en dos grupos con objetivos diferentes, el primero es acompañar un plan de inspecciones que se configura durante todo el año en todas las centrales que hacen parte de la operación de Enel-Emgesa, para obtener imágenes de gran cobertura y precisión; y el segundo es apoyar la atención de emergencias o imprevistos que puedan presentarse en la infraestructura: fugas de aire, incendios, movimientos estructurales, etc.

 

La calidad de la información obtenida por las aeronoaves ha sido un valor fundamental. Antes una inspección se hacía en un recorrido en el que personal obtenía la información y los datos que podía recopilar. El dron por su parte, permite obtener imágenes que pueden ser vistas en tiempo real por personal especializado o ser analizadas en detalle posteriormente.

 

De acuerdo con Marco Fragale, “los drones han sido un aporte fundamental en materia de seguridad, han ampliado el rango de inspección y han permitido compartir la información con el personal de los diferentes equipos en tiempo real. Además, reducen tiempos en los procesos, se mitigan riesgos porque los pilotos operan desde zonas seguras y se ahorran recursos”.

 

Para mayor información, favor comunicarse con:

 

Adriana Cortés.

adriana.cortes@enel.com