Se aprobó documento Conpes que fija tareas específicas y recursos para combatir ese flagelo.

El Gobierno Nacional presentó este viernes desde Leticia, en Amazonas, su gran apuesta para frenar la deforestación en nuestro país.

Y el eje central es un documento Conpes que no solo determina las tareas, con destinatarios específicos, sino que también define los recursos que se utilizarán para tal función.

Precisamente el presidente Iván Duque comenzó por destacar que de los más de 4.000 Conpes que se han aprobado en el país, este es el primero que tiene que ver con fijar una política pública para la protección del medio ambiente.

“Hoy adquiere ya carácter formal el documento Conpes, que es el 4021. Esta es la política pública que formula Colombia, de corto, mediano y largo plazo, para enfrentar la deforestación y proteger, de manera estructural, convocando a todas las áreas de Gobierno en la protección de la biodiversidad”, dijo el mandatario.

Duque destacó que esta política busca implementar estrategias transectoriales para controlar la deforestación y promover la gestión de los bosques, impulsando el uso sostenible del capital natural, la economía forestal y el desarrollo comunitario.

Dijo que el  nuevo documento establece como foco principal 11 núcleos de alta deforestación (NAD), ubicados en 150 municipios y considerados como los territorios más afectados por la pérdida de cobertura de bosque natural en Colombia.

En su intervención en la capital del Amazonas, el jefe de Estado destacó que en el trabajo para la protección del medio ambiente hay unas tareas que se vienen adelantando, especialmente en el marco de la Operación Artemisa, que adelantan las Fuerzas Militares.

En ese sentido, anunció que en los próximos 60 días vendrán más de 10 operaciones militares para contrarrestar la deforestación.

El mandatario a esto agregó la política de pagos por servicios ambientales que hacen parte de una estrategia integral que se llama Visión Amazonia, a la que dijo que sumará a 4.000 nuevas familias que recibirán remuneración por vigilar y proteger  el medio ambiente. También se incluirán 1.721 nuevas familias  indígenas para proteger los escosistemas.

El jefe de Estado igualmente anunció que se van a «formular 1.573 contratos» específicos de conservación natural.
.
Duque dijo que se va a avanzar en la ordenación forestal del país, con la cual se pretenden recuperar en este año 21.000 hectáreas afectadas por la deforestación en los parques nacionales.

Pero no todo se quedará en el documento Conpes y la Visión Amazonia, sino que se van a fortalecer las herramientas legales para luchar contra el ecocidio.

En ese sentido, el mandatario anunció que tan pronto el Congreso inicie sus sesiones va a presentar un proyecto de ley  para fortalecer las capacidades institucionales frente a delitos contra los ecosistemas y, obviamente, endurecer las sanciones.

“vamos a ser implacables con la extinción de dominio de todos los bienes y, por supuesto, de los semovientes que nos encontremos, que tienen el propósito de generar acaparamiento de tierras para ir atentando contra nuestras riquezas naturales”, aseguró.

De la mano con lo anterior, la idea del Gobierno es fortalecer los denominados negocios verdes y los bonos de carbono.

En ese camino se va a fortalecer el sistema de parques nacionales para que de los 59 que hay más de 30 puedan dedicarse al ecoturismo.

Cuatro ejes

Según la Presidencia de la República, a fin de que el país cumpla la meta de cero deforestación en el año 2030, en la política aprobada por el Conpes se establecieron cuatro ejes estratégicos para desarrollarlos en los próximos 10 años:

1. Consolidar alternativas productivas sostenibles que incidan en el desarrollo rural y la estabilización de la frontera agrícola.

2. Fortalecer los mecanismos de articulación y gestión transectorial para la efectiva reducción de la deforestación y fortalecimiento de la gestión de los bosques.

3. Ejercer control territorial y reducción de las dinámicas ilegales que impulsan la deforestación.

4. Fortalecer los sistemas de monitoreo y seguimiento para una administración eficiente del recurso forestal.

Tomado de El Tiempo