Robusteciendo la empresa desde el mejoramiento de la oferta para los usuarios, fortaleciendo su objeto social, para trazar una nueva hoja de ruta, y la reorganización interna para mejorar la eficiencia son los pasos de la nueva EMCALI, de cara a convertirse en una empresa sostenible, eficiente y que le apunte a nuevos negocios. Este reto se cumple desde cinco objetivos estratégicos.

El primero corresponde al fortalecimiento del objeto social con lo que EMCALI quedó habilitada para proveer todos los servicios públicos domiciliarios establecidos en las leyes 142 y 143 de 1994, incluyendo sus actividades complementarias y conexas. Adicionalmente, quedó facultada para prestar los servicios de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Así podrá empezar a conquistar nuevos mercados, consolidar mayores niveles de eficiencia en la prestación de los servicios públicos, garantizar la sostenibilidad financiera que permita entregar excedentes al Distrito para realizar inversión social.

EMCALI tomó decisiones claras y adoptó el Código de Buen Gobierno y un nuevo reglamento de Junta Directiva, los cuales incorporan mejores prácticas empresariales, con acciones de transparencia.

Como una tercera acción de gestión, se encuentra la consolidación de la nueva estructura organizacional, buscando generar nuevos aires administrativos y operacionales. La Junta Directiva aprobó por iniciativa de la administración, una moderna estructura organizacional que se ajusta a las necesidades del mercado de servicios públicos. A lo anterior se suma, la modernización del manual de contratación, lo que permite que el proceso de adquisición de bienes, obras y servicios sea más eficiente y competitivo.

Con una inversión superior a los $85.000 millones de pesos, el plan de expansión de energía permite aumentar la capacidad de potencia de 34,5 kV, a 115kV, lo que reduce los riesgos de apagón y ofrece mayor calidad y continuidad en la prestación del servicio.

Las finanzas

A octubre de 2020 los Ingresos Operacionales de EMCALI se ubicaron en $1.841.861, cifra que refleja los impactos por la pandemia en materia de consumos de energía eléctrica y de agua, principalmente en los sectores comerciales e industriales, dada la baja en la producción y en la actividad comercial en el país.

En cumplimiento a lo dispuesto por el Gobierno Nacional, se dejaron de realizar las suspensiones por no pago del servicio. Y a partir del 26 de marzo se iniciaron las reconexiones del servicio para todos los estratos. Igualmente se estableció un plan de alivios financieros para ofrecer a los usuarios facilidades para el pago de las facturas por los servicios consumidos durante el periodo de aislamiento preventivo.

A través de estos alivios con la figura de pago diferido se logró beneficiar a un total de 298.398 suscriptores residenciales, comerciales, industriales y especiales, a los cuales se les difirieron pagos por valor de $53.714 millones entre 24 y 36 meses.

Acueducto y Alcantarillado y Energía se orientó principalmente a garantizar la atención de las necesidades y expectativas de nuestros usuarios y a asegurar, los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento básico con las mejores prácticas y estándares sectoriales, nacionales e internacionales.

Para asegurar que los caleños puedan contar con el servicio se realizaron durante los primeros once meses 12.604 reparaciones en acometidas domiciliarias de acueducto y 1.623, en red matriz. Desde la Gerencia de Acueducto acometieron obras de reposición de las redes de acueducto y alcantarillado en 18 comunas de Cali y sectores de Yumbo.¡


Entre tanto, con el objetivo de optimizar y garantizar la prestación del servicio de energía, EMCALI ejecuta el plan de expansión del sistema en diferentes sectores de la ciudad, d
esplegando sobre la Autopista Sur gran parte del corredor de 115 kilovoltios, la instalación de 104 postes con alturas que oscilan entre los 22 y 32 metros y la construcción de las líneas de transmisión por redes aéreas de energía, al tiempo que se avanzó en la ampliación y modernización de las subestaciones Juanchito, Diesel 2 y Meléndez y la construcción de la Subestación Ladera.

Grandes retos de conectividad

Juan Diego Flórez – Gerente General de EMCALI

«Conseguir la modernización del objeto social de la empresa nos permitirá trazar una hoja de ruta hacia nuevos negocios y mejorar su productividad». Juan Diego Flórez – Gerente General de EMCALI

Imagen especial para El País

Para garantizar a los caleños la comunicación y poder cumplir con sus actividades laborales y académicas durante el aislamiento obligatorio generado por la pandemia EMCALI desarrolló diferentes estrategias, convirtiéndose así en uno de los logros más importantes de este componente de los servicios públicos.

La primera acción inmediata fue habilitar el servicio de internet a todos los clientes desconectados por falta de pago, mientras que en el sector institucional se adelantaron acciones para atender eficientemente todos sus requerimientos. De esta manera, ante el aumento de la demanda de internet, los ciudadanos pudieron seguir contando con un servicio estable.

En todas las dependencias de la Administración Municipal se duplicó la capacidad de conectividad, y ante la urgencia de dotar a la red de salud de la infraestructura necesaria para garantizar atención a los ciudadanos, se habilitó un canal de datos con capacidad de 150 megas a la nueva Clínica Saludcoop.

Con la Secretaría de Educación Municipal se suscribió un convenio y se entregaron 18.317 modems con una capacidad de 60 gigas mensuales y 20.000 Simcards para solucionar la conectividad de los estudiantes. Al terminar este año la meta es haber entregado 12 mil más.

En la actualidad EMCALI Telecomunicaciones desarrolla la infraestructura para permitir el acceso a internet de forma libre a todos los habitantes del oriente de Cali mediante conexiones inalámbricas.

Tomado de El País