A partir del 1 de enero de 2021 comienza un nuevo código de colores para la separación de los residuos sólidos en el país, las bolsas serán blancas, negras y verdes.

Este nuevo código de colores ayudará al proceso de reciclaje y estará basado en tres colores para las bolsas o recipientes donde se depositen los desechos según su tipo, con esto incrementará la cantidad de material recuperado.

Además, si un ciudadano se desplaza de una ciudad a otra los colores serán los mismos para facilitar el ejercicio de aprendizaje de la siguiente manera:

  • Color blanco: residuos aprovechables limpios y secos, como plástico, vidrio, metales, papel y cartón. Los residuos en bolsas o recipientes blancos se llevarán a estaciones de clasificación y aprovechamiento, para luego ser reincorporados a los ciclos productivos.
  • Color negro: residuos no aprovechables como el papel higiénico, servilletas, papeles y cartones contaminados con comida, papeles metalizados y también deberán disponerse los residuos COVID-19 como tapabocas, guantes, entre otros. Las bolsas negras se llevarán al relleno sanitario, lugar en el que se asegurará su disposición final adecuada.
  • Color verde: residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, residuos de corte de césped y poda de jardín. Las bolsas o recipientes verdes con material orgánico se llevarán a plantas de tratamiento, donde podrían transformarse en abonos o mejoradores de suelos.

Los residuos peligrosos como baterías, pilas y celulares deben ser depositadas en los sitios destinados que generalmente están ubicados en las oficinas, sedes de autoridad ambiental, centros comerciales y en almacenes de cadena.

Esta resolución se implementara en todo el territorio nacional con la que se espera cambios de hábitos de consumo y aprovechamiento de los residuos sólidos.

Aquí el informe completo:

Tomado de Canal Capital