Compañías como Postobón la lideran como parte de su modelo de sostenibilidad.

La industria de bebidas en el país es uno de los actores más importantes en el cumplimento de la Estrategia Nacional de Economía Circular (ENEC), y en ese sentido, se ha vuelto esencial cumplir con las diferentes regulaciones de Responsabilidad Extendida al Productor, en especial con la Resolución 1407 de 2018 que reglamenta la gestión ambiental de los residuos de envases y empaques, y plantea metas de aprovechamiento a 2030.

La Responsabilidad Extendida del Productor es un instrumento que garantiza que los fabricantes gestionen el ciclo de vida de sus productos, reduciendo, reutilizando y reciclando los materiales utilizados, por lo que la economía circular, se entiende como una nueva dimensión de la gestión ambiental que le exige a la población, pensar en los materiales de manera diferente para usarlos de forma inteligente y racional, de modo que en el diseño, la producción, el empaque y etiquetado, la publicidad, la colocación en el mercado, la logística y el consumo, se minimice el uso de recursos naturales, y en lo posible, se incorporen al ciclo productivo.

En Colombia, conectar a la sociedad con este tema es sin duda el principal reto de la economía circular, pues requiere de asumir una gran responsabilidad desde los diferentes roles que se llevan a cabo. Por lo anterior, Postobón, dentro de su modelo de sostenibilidad denominado ‘Uno más todos’, el cual está diseñado para unir esfuerzos, aplicar la innovación social y contribuir al desarrollo con soluciones asociadas a las principales políticas públicas de educación, medioambiente, bienestar y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre otros, incorpora a la economía circular como un bastión de trabajo, con foco en el aprovechamiento de materiales como el vidrio, el plástico, el Tetra Pak y el aluminio, entre otros.

Desde la compañía, trabajan con todos los eslabones de esta cadena, pensando en el ecodiseño de los envases y empaques, para darles ciclo de vida, crear programas que fortalezcan los procesos de aprovechamiento, y generar acciones de comunicación que eduquen a los ciudadanos.

De eso se trata el programa de Economía Circular de Postobón, que hoy, hace de Postobón una compañía a la vanguardia en el tema con resultados tangibles como los envases de Agua Cristal, que son hechos de otras botellas recicladas, los 26 programas de aprovechamiento, apoyo a más de 4.000 recicladores en 10 departamentos y campañas de comunicación que han sensibilizado a más de 23 millones de colombianos sobre el hábito de separar en la fuente y reciclar. Por eso, en Postobón suelen decir que separar los materiales aprovechables es poderoso, porque de esa forma se les da nueva vida y se cumple con el propósito de la economía circular

Tomado de El Tiempo