El Distrito inició el proceso de contratación de consultorías que brinden alternativas para minimizar el enterramiento de residuos en el relleno sanitario Doña Juana. Según la UAESP, se busca pasar de una economía lineal, a una circular mediante el aprovechamiento de los residuos.

El mal manejo de las basuras que llegan al relleno sanitario Doña Juana ha sido objeto de críticas, investigaciones y hasta sanciones. La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) busca mitigar ese panorama con la implementación de nuevas prácticas que permitan reducir el enterramiento de residuos de la ciudad.

Para ello, la unidad publicó recientemente en la plataforma Secop II, los pliegos para contratar unas consultorías que brinden alternativas en esta materia. Según la directora de la UAESP, Luz Amanda Camacho, se apunta a un cambio estructural en el manejo de los residuos de la capital.

La directiva fue enfática en que se debe entender que la “basura no es basura”, sino que son residuos que pueden ser convertidos en materia prima para la creación de nuevos productos. “El gran cambio aquí es pasar de la economía lineal, que es lo que tenemos hoy, a la economía circular, que es lo que proponemos”, dijo.

Camacho también recordó que la administración de Claudia López plasmó su compromiso por transformar la realidad del relleno sanitario en su Plan Distrital de Desarrollo, el cual fue aprobado por el Concejo de Bogotá “y que por tanto representan los intereses de todos los ciudadanos. Esto no es de un partido ni del otro, esto es una necesidad de la ciudadanía”, añadió.

Hay que decir que la UAESP y la Secretaría del Hábitat adelantaron unos encuentros con empresas, firmas consultoras y la academia para dialogar sobre cuál sería el nuevo modelo que debería adoptarse en el manejo de residuos de Bogotá.

Se espera que con la publicación de estos pliegos en el Secop II, la ciudad cuente con un proceso de consultoría sobre este tema durante el primer semestre de 2021. Posteriormente se pasará a una fase de estudios y diseños de la consultora que haya ganado para, posteriormente, ejecutar los cambios que sean necesarios.

Tomado de El Espectador