Con cifras ligadas a la tarea hecha en Filipinas, que ha logrado mantener tasas de inversión en infraestructura, de más del 5 por ciento del producto interno bruto(PIB) al año, el presidente de la junta directiva de Andesco, gremio de empresas de servicios públicos, Juan Ricardo Ortega, puso sobre el tapete la necesidad de Colombia, de poner un mayor ritmo a la inversión pública en el país, si que necesariamente se entre en un incremento desmedido del endeudamiento.

La reactivación económica es el norte, pues de ella depende que lo social, como el empleo, la disminución de la pobreza y la desigualdad también tengan un impulso. En ese contexto, Ortega habló de “sustitución de algunos activos de la Nación”. Esto no es otra cosa que vender empresas públicas, pero sin que tengan que feriarse entre inversionistas extranjeros, sino que empresas colombianas pueden ser actores claves, sin que los activos del Estado salgan totalmente de la esfera de lo público.

“Esperamos que esos procesos se puedan realizar de forma preferente entre empresas nacionales de la misma naturaleza, de manera que los rendimientos futuros puedan seguir retornando y beneficiando a accionistas públicos”, dijo Ortega. Las expresiones suenan a ‘coqueteo’, desde la Empresa de Energía que lidera Ortega, para tomar participación en empresas del Estado tipo ISA.

En el fondo, lo que se busca es potencializar la prestación del servicio de energía eléctrica en el país, tema alrededor del cual, Ortega señaló que se trata de un sector que ha puesto inversiones por 8 billones de pesos y ha generado 30.000 empleos.

De hecho, todas las intervenciones en la instalación del congreso de Andescohicieron alusión a las garantías que ofrecieron estas empresas de servicios públicos durante la pandemia. Claro está, con la venia del Gobierno, de reconectar servicios cortados, garantizar los mínimos en temas como el internet y el agua, principalmente en las familias con menor capacidad de pago.

Estampilla

Durante el evento, se llevó a cabo el lanzamiento de la estampilla en conmemoración a los 25 años de Andesco. Este nuevo sello, que a partir de ahora se verá en las cartas y envíos a través del operador 4-72, tendrá una emisión inicial de 25.002 unidades, a un costo para el usuario de 2.000 pesos.

El Congreso de Andesco fue instalado por el presidente Iván Duque, quien sacó a relucir que, en el plan de reactivación económica y social del país se prevén inversiones por 170 billones de pesos y la generación de dos millones de empleos directos e indirectos, y el sector de servicios es una pieza clave.

El mandatario se refirió a las ayudas desplegadas, muchas de las cuales tendrán repercusión en el entorno de los servicios públicos, puesto que los subsidios de vivienda VIS y no VIS han conducido a que los colombianos tengan más posibilidades de adquirir vivienda.

En el área de agua y saneamiento básico, según expresó Duque, se adelantan 158 proyectos que fueron incluidos en el programa Compromiso por Colombia, con lo cual, agregó el mandatario, se dará el más grande salto en cobertura, en el menor tiempo posible.

El congreso de Andesco se extenderá hasta el 9 de octubre y contará con ruedas de negocios, conferencias y una amplia agenda concentrada en el sector de los servicios públicos.

Tomado de Semana