El Ministerio de Minas y Energía tiene 33 proyectos priorizados en todo el sector por un valor de $36 billones, de los cuales 24 son del sector de energía eléctrica y que contemplan más de $14 billones en inversión.

Los servicios públicos como sector representan en la actualidad el 2,8% de los empleos del país, según cifras presentadas por Fedesarrollo, siendo uno de los sectores que menos empleos ha perdido durante el confinamiento y que tiene una tendencia al alza en la ocupación.

Además están las inversiones en infraestructura y avances tecnológicos que las empresas del sector planean realizar, junto con inversiones públicas, para aumentar la calidad del servicio la cobertura.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, aseguró que su sector tiene en el mediano plazo 33 proyectos priorizados que tendrán inversiones por $36 billones y 54.000 oportunidades de empleo.

Dentro de los proyectos se resalta el sector de energía y gas, que avanza con una agenda para agilizar las inversiones y potenciar la reactivación económica entre 2020 y 2021.

“En el corto plazo seguimos teniendo que nuestro principal reto de esos 24 proyectos de generación y transmisión se conviertan en obras muy concretas. Representan más de $14 billones de inversión y más de 18.000 oportunidades de empleo”, dijo el viceministro de Energía, Miguel Lotero.

La meta de cobertura eléctrica en Colombia se mantiene en 100.000 hogares colombianos nuevos con recursos públicos de los cuales 67.000 estarán ubicados en municipios con Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdet).

Desde la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) se destacó en especial la planta de regasificación del Pacífico, cuya convocatoria se abrirá a la mitad de octubre y se espera que la adjudicación se haga entre marzo y abril de 2021.

“Hay unas 16 convocatorias por US$360 millones por asignar. En el plan de expansión de transmisión vamos a estar incorporando análisis de la nueva oleada de plantas de generación en La Guajira”, destacó Christian Jaramillo, director de la entidad.

Desde la Upme también se precisó que se trabajará en cómo se va incorporar la posición social en la planeación de los proyectos, lo que llevaría a que en 2021 se pueda hablar de expandir el horizonte de planeación de varios planes, lo que llevaría a que algunas obras se adjudicarán a más de cinco años, como se hace en la actualidad.

Parte del portafolio está dedicado a las líneas de trasmisión de energía en donde se destaca la línea La Colectora, que conectará a La Guajira y Cesar. A esto se suman las líneas para reforzar la región Caribe y otra en la región central, que se podrían hacer dentro de la licitación de la Regasificadora del Pacífico.

El Gobierno tiene contemplados nueve líneas de transmisión, nueve proyectos eólicos, cinco solares, tres térmicos y uno de hidrogeneración.

“En energía eléctrica está también el tema de respuesta de la demanda. Estamos realizando estudios de participación activa de la demanda en el mercado mayorista”, anunció el director de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), Jorge Valencia.

Las autoridades del sector reafirmaron su compromiso con la construcción y conclusión de las obras que están en camino y que se están gestionando al cargo por confiabilidad, dentro de las que se destaca Hidroituango.

Otro de los esfuerzos reseñados por los actores del sector de energía en el Congreso Virtual de Andesco es la energía solar y la instalación de este tipo de mecanismos en hogares de diferentes regiones del país, lo que contribuirá a aumentar la cobertura del servicio en Colombia.

A nivel de América Latina el país se encuentra bien en la cobertura del servicio de energía. El promedio del continente latino es de 95,1% y el de Colombia es de 98,5%.

El servicio de energía tiene una cobertura de más del 90% en 25 de los 32 departamentos del país, persistiendo la brecha en Vichada, Vaupés, La Guajira y Guainía.

Tomado de Dinero