Llevar internet al campo y conectar a las zonas rurales de Colombia es una de las principales apuestas que tiene HughesNet

Con el levantamiento de la cuarentena, varias personas saben que uno de los mejores espacios para cambiar el ambiente que dejó el encierro de la ciudad, es visitar el campo. De hecho, por la paz que hay allí, incluso sería un espacio ideal para teletrabajar, si no es porque algunas zonas tienen dificultades para que llegue buen internet.

Pero así como hay baja cobertura de red de las empresas tradicionales que prestan el servicio en las ciudades, hay otras alternativas para estar bien conectado en el campo.

“El reto de la conectividad rural en Colombia hoy es grande, pero mayor es el impacto social y económico que se lograría con una amplia conectividad rural. Lugares mejor conectados atraerán la inversión, la agricultura daría un salto de productividad, con campesinos más actualizados y con nuevas opciones de comercialización; la educación en línea permitiría que los jóvenes no limitaran sus sueños o que no tuvieran que abandonar sus comunidades” señaló Roque Lombardo, general manager de HughesNet Colombia & Ecuador.

De acuerdo con el viceministro de conectividad y digitalización del MinTIC, Iván Mantilla, aunque la cobertura de internet en las zonas rurales de Colombia ha avanzado, aún tiene un desafío muy importante para seguir creciendo. Y además, destacó que en materia de internet móvil rural, que es la infraestructura de más rápido y eficiente despliegue para estas zonas, Colombia en 2018 solo tenía 9,7% de cobertura, y en estos dos años de Gobierno se han logrado importantes avances.

“Ya tenemos más de 1.500 zonas rurales conectadas a un internet gratuito. Adicionalmente desde hace varios meses ya inició el despliegue de la cobertura de internet móvil en 3.658 localidades en zonas rurales que fue el resultado de la subasta en 2019 lo que nos va a permitir pasar del 9,7% al 80% de internet móvil rural en nuestro país”, agregó Mantilla.

¿Cómo conectarse?
Pese a estos avances, hoy son muchos los productores agrícolas y campesinos que requieren de soluciones de conectividad en sus fincas que les permitan a través del internet no solo estar conectados sino también diversificar sus negocios. La pregunta es ¿cómo hacerlo?.

Una de las alternativas para lograrlo es el internet satelital, un servicio que llega a zonas rurales o dispersas sin requerir de ningún tipo de infraestructura tradicional con cableado o fibra.

“El internet satelital no es solo un servicio de conexión a la web, es un servicio que por sus características de instalación y fácil uso, habilita posibilidades para la educación, el emprendimiento y la comunicación de aquellos que por su ubicación en zonas remotas, difícilmente pueden comunicarse”, señaló Lombardo.

Precisamente, la compañía que el ejecutivo dirige está prestando este servicio en zonas de difícil acceso. “Nosotros nos enfocamos en llegar a zonas alejadas y poblaciones rurales. Instalamos una antena parabólica en el techo de la casa o finca, que se ubica con vista al satélite, y con salida a un router, logrando ofrecer conexión a internet wifi. No es necesario contar con mayores requerimientos en la vivienda más allá de un techo firme o una pared fija en la que se pueda instalar y asegurar la antena”, agregó el directivo, quien señaló que para acceder al servicio, no se necesita más que comunicarse con la empresa y ellos hacen el montaje.

Claro también busca conectar. Según Felipe Villa, director corporativo de transformación digital de la empresa, están llegando a las zonas rurales con cobertura de la red de datos móviles, usando tecnología 4G que alcanza 1.067 municipios.

“En regiones alejadas sus habitantes quieren internet inalámbrico móvil en cualquier lugar y los llamados a cubrir este requerimiento son los operadores que por su tecnología, (3G, 4G). Lo que espera la población rural es internet de buena velocidad y es ahí donde el internet distribuido por satélites geoestacionarios, con cubrimiento 100% de los territorios”, agregó Álvaro Sandoval Romero, fundador de la Asociación Satelital Colombiana.

Conectividad, el impulso para crecer
Según Jens Mesa Dishington, presidente de Fedepalma, “la conectividad en las zonas rurales es totalmente insuficiente y requiere fortalecerse. Especialmente ahora, durante la pandemia, se ha hecho más evidente, debería ser una prioridad”.

“Los retos de llevar señal al campo son más geográficos”
Llevar internet al campo y conectar a las zonas rurales de Colombia es una de las principales apuestas de HughesNet , la compañía de internet satelital que llegó hace tres años al país. Sin embargo, entre los desafíos para llevar esta conectividad a zonas apartadas han encontrado más que barreras técnicas, desafíos geográficos por el difícil acceso. Así lo dio a conocer Roque Lombardo, general manager de HughesNet Colombia & Ecuador, quien además destacó que tienen planes desde $236.000.

¿Cómo está la cobertura de internet satelital en las zonas rurales de Colombia?
Normalmente decimos que el internet satelital es un internet rural, ya que viene a cubrir una falencia de conectividad en estas zonas. Hoy por hoy deben haber no más de 20% de hogares rurales o fincas conectados. En cuanto ha cobertura nosotros estamos en el orden de 96% de la población en el país. Llegamos aproximadamente a 1.000 municipios de Colombia.

¿Para poder llegar a estas zonas apartadas, es indispensable que el internet sea satelital?
Hay distintas tecnologías, sin embargo, el problema es que si se está en medio de la nada, llegar por otros medios es demasiado costoso. Por eso, la mejor solución es el internet satelital, además llegamos a lugares donde no hay una densidad alta de población. Nosotros vamos a las zonas rurales e instalamos una antena de aproximadamente 90 centímetros de diámetro con la que se puedes navegar igual que si se estuviera en el centro de Bogotá o de cualquier ciudad. El satélite está a 36.000 kilómetros de distancia en órbita y eso hace que sea lo mismo que la persona esté en el medio del Meta o en Bogotá, la conectividad es exactamente igual.

¿Qué beneficios trae la conexión satelital a zonas rurales?
La conexión satelital favorece en varios aspectos. Impacta socialmente y familiarmente ya que las familias pueden mantenerse comunicadas, además económicamente los nuevos emprendimientos, hoy por hoy, la agricultura y la ganadería pueden, por ejemplo, hacer sus transacciones online, participar de remates, pueden ver la cotización de sus productos en tiempo real. Y otro de los beneficios es el entretenimiento que normalmente en medio del campo es más limitado.

¿Cuáles son los principales retos que han tenido que afrontar en este proceso rural?
El principal desafío es llegar al cliente, como es en zona rural, normalmente no tenemos un acceso fácil a las fincas o casas de los clientes. Los desafíos que vemos son más geográficos que técnicos.

¿Qué equipos se requieren para poder contar con internet en las fincas?
No necesitamos ningún tipo de infraestructura tradicional con cableado o fibra. Nosotros instalamos una antena parabólica de 9o centímetros de diámetro en el techo de la casa o finca, que se ubica con vista al satélite, y con salida a un router que se instala al interior de la vivienda, logrando ofrecer conexión a internet con wifi en el hogar, como un internet fijo tradicional.

¿Planes desde que precios ofrecen y con qué capacidades?
Es válido aclarar que el servicio de internet fijo satelital funciona como un plan de datos del celular. Actualmente tenemos planes desde $236.400 con 10 GB por mes más un bono nocturno que triplica esa capacidad y con una velocidad de descarga/carga 20/2 Mbps.

LOS CONTRASTES

Iván Mantilla

Viceministro de conectividad del MinTIC

“Desde hace varios meses se inició el despliegue de la cobertura de internet móvil en 3.658 localidades en zonas rurales como resultado de la subasta”.

Ximena González

Tomado de AgroNegocios