El presidente de Andesco habló sobre las preocupaciones de las empresas de servicios públicos frente a la decisión de la Corte de tumbar el decreto de subsidios.

Este miércoles se lleva a cabo una reunión entre el viceministro de Agua y Andesco, el gremio de las empresas del sector de servicios públicos, para hablar sobre los subsidios en tarifas de acueducto, alcantarillado y aseo que tumbó la Corte Constitucional y que permitía a los alcaldes incrementar los subsidios en estos servicios públicos.

La Sala Plena de la Corte Constitucional declaró inexequible el decreto 580 de 2020 que permitió subsidios para los estratos 1, 2 y 3 en las tarifas de Acueducto, alcantarillado y aseo, debido a que el decreto no fue firmado por todos los ministros, entre ellos los de Salud, y de Ciencia y Tecnología.

En diálogo con Noticias RCN, el presidente de Andesco, Camilo Sánchez, habló sobre los temas centrales de la reunión.

 

¿Qué esperan de esta reunión y qué les preocupa de la medida de la Corte Constitucional?

El decreto se cae y nos preocupa muchísimo, porque más de 11 millones de colombianos han sido beneficiados con el mismo. Y tenemos la preocupación de aquí hasta diciembre, porque el problema de la pandemia no se termina en el mes de agosto y cada uno de esos meses va a tener unos costos muy fuertes para las empresas, porque se han reconectado más de 310.000 familias, que representan más de 1.200.000 colombianos que estaban desconectados”

“Nosotros pensamos que esto puede costar, mensualmente, alrededor de 57.000 millones de pesos, y estos recursos se tienen que cubrir para no poner en riesgo la salud financiera de los colombianos”.

¿Cuál puede ser la solución para mantener los subsidios?

“Ese es el tema que vamos a tocar, porque en este instante, el decreto habilitaba para que pudieran utilizar recursos del Sistema General de Participaciones (SGP) para esos menesteres. Igualmente se le daba la oportunidad de que si tenía esos recursos y quería hacerlo, lo hiciera de esta manera”.

“Hoy lo que vamos a ver con los abogados es qué alternativas hay, si nos toca a través de un proyecto de ley porque, como ya se cayó el decreto y no estamos en el tema de la emergencia para poder hacerlo nuevamente, nos preocupa muchísimo”, manifestó.

¿La sentencia va a generar un aumento inmediato en el cobro de las facturas?

“El problema más grande es que cuando cae, entra en vigencia la norma anterior, nos quedamos con los subsidios que tenemos normalmente, que gracias a Dios en Colombia existen estos subsidios donde tendremos el 70 % para estrato 1, el 40 % para estrato 2 y el 15 % para estrato 3”.

“Esto nos repercute por varias circunstancias, primero porque también hemos reconectado las 310.000 familias, pues tener que desconectarles el servicio en un momento determinado, se nos puede convertir en un problema nacional y por eso tenemos que anticiparnos a los hechos”.

¿Qué va a pasar con las 310.000 familias?

“Esas familias no tienen problema hasta el 30 de agosto, que viene la emergencia decretada por el Gobierno Nacional, que no tiene nada que ver con el decreto sino con que no se pueden incrementar los valores del metro cúbico”.

“Tenemos que revisar también la salud financiera de las empresas. La ley 142 prohíbe la gratuidad y dice que si no se pagan los recursos, alguien los tiene que pagar para que no se ponga en riesgo a la gran mayoría de colombianos. Por eso es tan importante estas reuniones que vamos a tener con el ministro y el viceministro de Aguas, para que no vayamos a tener ese incendio que puede ocasionarse después de agosto”.

Tomado de NoticiasRCN.com