Se espera que sea aliado clave en la transformación digital de la ciudad y en la toma de decisiones del Distrito mediante la analítica de datos.

La Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) es una de las compañías más antiguas del país, al haber sido fundada en agosto de 1884 (ocho años después de haberse patentado el teléfono). Como dato curioso, por esos mismos años se promovió el alcantarillado del centro de la ciudad, se estableció la actual nomenclatura de las calles y se inauguró el Teatro Colón.

Aunque en los últimos años fue epicentro de una larga batalla alrededor de la idea de privatizarla, lo que pocos conocen es que esta compañía ya fue privada una vez y volvió a manos del Distrito. Fue en 1912, cuando la compró General Electric. Luego, en diciembre de 1940, esta volvió a ser pública. Para entonces contaba con 8.649 teléfonos.

De ahí en adelante la ETB ha venido consolidando varios hitos, como la automatización de su operación (1948), la instalación del primer teléfono público monedero (1968), su conversión en empresa nacional (1998), la instalación de la red de fibra óptica en la ciudad (2013) y el lanzamiento del servicio de TV digital interactiva (2014). Bajo la administración de Claudia López se espera que su evolución no pare, ya que en el Plan de Desarrollo (PDD) la perfilaron como pilar tecnológico, con características de la industria 4.0, para Bogotá.

Tomado de El Espectador