Camilo Sánchez, presidente de Andesco, aseguró que embalses por debajo del 40 % suponen un peligro para la generación de energía y un posible encarecimiento de ese servicio. FOTO colprensa

Camilo Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Servicios Públicos (Andesco), está sorprendido de varias cosas por estos días de crisis: de la importancia que recuperó el cuidado de los servicios de primera necesidad, de tener que hacer cuatro kilómetros de caminata dentro de su casa y de extrañar reuniones aburridas.

En la cuarentena, que pasa con su familia en Anapoima (Cundinamarca), piensa en cómo aliviar el bolsillo de los colombianos, recuerda los almuerzos con su mamá –que vive el aislamiento en Cartagena– y hace memoria de los años que vio, desde la banca, cómo ‘El Pibe’ Valderrama y Juan Gilberto Funes no le permitieron ganarse un puesto en el equipo profesional del Millonarios del 84 y 86.

“Son días complejos, trabajamos en un momento retador. Me hace falta la oficina y el fútbol que dejé hace unas décadas”, dijo el directivo en entrevista con EL COLOMBIANO. Sánchez agregó que a pesar de tener que buscar soluciones en el peor momento de la historia financiera del país, prefiere ser economista que puntero derecho del equipo bogotano.

Dice usted que incluso con esta crisis agradece el no haber seguido como futbolista, pero lidiar y enfrentar quejas de usuarios que no sienten ayudas de subsidios en los recibos es complicado. ¿Qué está pasando?

“Hay cosas que no se han entendido. La factura que llegó no venía con la nueva norma, la que tiene descuentos. Los incentivos se declararon después del 7 de abril, es decir, se verán en la próxima. Pero también hay que entender que antes de los anuncios pasaron 15 días de aislamiento en los que el consumo en hogares creció 26 %”.

Pero hay casos en los que no hubo aumento del consumo, y aún así llegaron cobros más altos…

“Son 43 millones de facturas y puede que en otros casos se dieran errores, pero se están corrigiendo. También estamos entregando beneficios del 10% para quienes paguen de manera oportuna, dependiendo de la empresa, y las facturas de servicios de telefonía móvil inferiores a 72.000 pesos no tienen IVA”.

¿Está garantizado el suministro de servicios de primera necesidad?

“El Gobierno ha entregado subsidios a través de Findeter para las empresas, con eso se ha mitigado la caída en el recaudo y no se pone en riesgo la prestación de los servicios. A 260.000 familias se les reconectó el servicio de agua potable, a cero costo. Lo mismo para 85.000 familias en energía y 33.000 en gas.

¿Cuánto ha caído el recaudo de pago de servicios?

“En promedio ha descendido 35 %. Pero los recursos del Gobierno y los subsidios atrasados que ya se entregan amortiguan el golpe”.

¿Cuando termine la emergencia qué pasará con los hogares que no pagaron y a los que se les reconectaron servicios?

“En este momento el principal objetivo es dinamizar la economía. El tema de servicios públicos es fundamental. Se necesitará empujar la infraestructura” (ver Para saber más).

¿Qué cambios ve en los hábitos de consumo?

“Las empresas piden a los usuarios un consumo sin derroche. No se puede poner en riesgo la suficiencia. Hay que tener mucho cuidado con el tiempo en la ducha. Otro reto grande es que los embalses están por debajo del 40 %, eso es grave pues dependemos del agua para la generación de energía y no podemos permitir que tengamos que salir a comprarla, eso encarecería el servicio”.

Bajo esa coyuntura, ¿hace falta Hidroituango?

“Todavía no sentimos su no entrada en funcionamiento. No hemos tenido apagones, ni problemas de suministro, tampoco sobrecargas del sistema. Entregar Electricaribe ayudó mucho. Pero a futuro se necesitará”.

¿Le preocupa el llamado de atención que hacen desde el Ministerio de Minas sobre un posible desabastecimiento de gas?

“Todavía no por los ocho años y medio de reservas. Pero la tasa de cambio sí nos preocupa porque muchas de las negociaciones que hacemos son en dólares, eso hace que se encarezca la importación de las mismas. Tenemos claro que se necesitan nuevos hallazgos. Necesitamos un fracking con avanzada tecnología y cuidando al medioambiente” .

Sergio Rodríguez Sarmiento

Tomado de El Colombiano