Las empresas de servicios públicos y comunicaciones han venido jugando un papel importante en medio de la emergencia que vive Colombia a causa de la pandemia del Covid-19, siendo determinantes en la estadía de las personas en sus hogares por el aislamiento obligatorio, llevando agua, luz, gas y entretenimiento a millones de familias en el país.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco), Camilo Sánchez, en entrevista con Colprensa, invitó a los ciudadanos a hacer un uso adecuado de todos los servicios públicos, para evitar que en el corto plazo se puedan tener inconvenientes en la prestación de los mismos.

El directivo también aclaró las dudas que se han generado en torno a las quejas de cientos de ciudadanos por los cobros elevados en algunos servicios públicos, donde explicó que estas en gran medida corresponden a facturaciones antes de la entrada en vigencia de los beneficios otorgados por el Gobierno Nacional o por altos consumos dentro de los hogares.

– ¿Cómo están viendo las medidas que viene adoptando el Gobierno nacional para contener el contagio del coronavirus en Colombia?
Estamos entendiendo que la única forma de que salgamos adelante es con el todos ponen. Aquí por primera vez estamos viendo que todos los colombianos estamos unidos hacia un mismo objetivo y por eso vamos a salir adelante, si no lo hacemos juntos no funciona.
El Gobierno nacional ha sacado unas importantes reglamentaciones y ha ayudado a entregar unos recursos de capital de trabajo, unos créditos a las empresas para que tengan buena salud financiera y que no vayamos a tener un colapso en las prestación de los servicios, porque hoy los invitados de honor en todos los hogares colombianos son los servicios públicos. Esta pandemia, si no tuviéramos energía, agua potable, gas y televisión, sería imposible.

– Las empresas de servicios públicos han tenido un papel principal en medio de la emergencia. ¿Cuál es el balance que se puede hacer hasta ahora?
Desde el sector hemos venido incentivando dos cosas: primero, venimos haciendo cosas que antes no se estaban dando como la reconexión de más de 260.000 familias a los servicios de agua potable, han sido reconectadas más de 85.000 familias en energía y más de 33.000 en gas, lo que significa que las empresas han conectado a estas personas sin importar las circunstancias por las que no tenían el servicio y ahora tienen una oportunidad.
Al mismo tiempo, desde las empresas estamos diciéndoles que hay que guardar mucha prudencia con el manejo de los servicios, no hay que derrochar, no hay que permitir que se desperdicien las cosas; cuidar el agua porque todavía tenemos los embalses bajos por debajo del 40% y, además, lo que queremos también es que no se sigan incrementando las facturas, debido a que las empresas deben comprar la energía en bolsa más cara y eso ayuda a que se tengan tarifas más altas.
Además, muchas familias están pagando tarifas más altas por exceso de consumo, porque las familias hoy en sus casas tienen el televisor encendido, gastan más agua, gas, luz y eso ha hecho que suban y de ahí que estamos pidiéndoles e invitándolos a que tengamos un uso mucho más inteligente y responsable.

– ¿Cómo tomaron las empresas la idea de tener que hacer todas estas reconexiones y asumir todas las medidas del gobierno?
Al principio, como no estábamos acostumbrados y esto no ha pasado nunca, pues las empresas no entendían muy bien las circunstancias que ahora ya son entendidas por todos. Primero, era necesario que tuviéramos claro que hay gente que estaba perdiendo el empleo y que había gente que estaba realmente sin los recursos necesarios para pagar y ahí empezó el Gobierno a decir que los estratos 1 y 2 iban a tener unos subsidios y que iban a ser adicionales a los que ya existen.
A la gente muchas veces se le olvida que en Colombia tenemos subsidios cruzados, donde los estratos altos subsidian a los más bajos y ayudan para que no sea tan costoso el pago de la factura, pues ahora adicionalmente el Gobierno nacional hizo lo propio para que las personas que no estaban pagando pudieran tener los servicios públicos sin riesgo alguno.

– ¿Cómo se logra esto, teniendo en cuenta que la salud financiera de las empresas está en el recaudo de las facturas?
Desde 1991 la constitución prohibió la gratuidad, para que muchos alcaldes y gobernadores no utilizaran los servicios públicos como su caja menor, por eso el alcalde, gobernador o presidente tendrán que poner esos recursos para que no se ponga en riesgo la prestación del servicio para la mayoría de la gente. Entonces, lo que estamos haciendo es activando la salud financiera a través de recursos para capital de trabajo en los estratos 1 y 2 a tasa cero que ha dado el Gobierno Nacional, con lo que estamos dando a los usuarios la posibilidad de extender en el tiempo el pago hasta 36 meses, dependiendo del servicio. Igualmente, se están dando incentivos como un descuento del 10 % en el caso de que cancelen los servicios en las fechas indicadas.

–  Las empresas de telecomunicaciones también vienen haciendo una serie de maniobras para dotar a la gente con planes mucho más completos en medio de la pandemia. ¿En qué consisten?
En el caso de las TIC se le quitó a las facturas inferiores a 71.259 pesos el IVA, es decir, el 19%, que también es un gran estímulo para la gente más necesitada. Las empresas están dando 200 mensajes de texto y se está dando la oportunidad que tengan algunas aplicaciones gratis. Además, muchos están activando paquetes donde tienen beneficios de pago, negociación de los mismos y, al mismo tiempo, se está dando entretenimiento con películas para que la gente y las familias sigan distrayéndose. Allí le hemos pedido a la gente que no utilicen en cosas innecesarias el Internet en las horas pico, porque debemos tener la tranquilidad que no se van a saturar las redes para los que realmente las necesitan.

– ¿Las empresas han tenido problemas o dificultades en la prestación del servicio?
Cosas aisladas, como siempre ha sucedido en este país, pero lo del servicio de  telecomunicaciones ha sido impresionante y lo único que se ha sentido es que se ha aumentado la cartera y se ha bajado el recaudo en muchas oportunidades, porque ha aumentado el consumo y para muchas personas ha sido más elevada. Pero lo que se ha hecho es seguir trabajando, se ha logrado que nuestras empresas estén poniendo de su parte y haciendo todo lo necesario para que mientras llegan los recursos, se fondeen con recursos propios y esto también ha sido un ejemplo para otras actividades.

.

 

Quejas ciudadanas

– Hay quejas de muchos ciudadanos porque en el último mes algunas facturas de los servicios públicos llegaron mucho más altas. ¿Qué decirle a la gente sobre esto?
La gran pelea ha sido por ese incremento que han sentido algunos colombianos en sus facturas. Los reclamos que se han hecho no llegan a las 10.000 facturas y en este momento se facturan mensualmente 43 millones en el país. Digamos que llegaron no solo esas 10.000, que fueran 50.000, eso no repercute en un porcentaje casi mínimo, lo que muestra que sí se está haciendo una labor importante desde las empresas, por eso los invitamos a que utilicen los call center para que coloquen las respectivas quejas y desde las compañías puedan solucionar los problemas que se están presentando.

– ¿Por qué se están generando estos cargos altos en esta parte de la población?
Aquí el resumen es muy sencillo. Primero, la factura que llegó anteriormente era de una normatividad distinta a la que sacó el Gobierno Nacional a partir del 5 y 7 de abril. Lo importante es que ahora la nueva facturación trae unos descuentos, unos periodos de prórroga y unas oportunidades de negociación distintas y los estamos invitando a que ahorremos, no derrochemos los servicios públicos, porque eso es lo que está disparando, aunque no lo creamos, nuestra demanda, porque estamos mucho más tiempo en casa, consumiendo más. El que paga está demostrando que esa es la mejor forma de tener solidaridad y no poner en riesgo la prestación de los servicios y que lo más importante, que todos hoy lo estamos haciendo, el gobierno poniendo los subsidios con una buena reglamentación, los empresarios poniendo la reconexión, dando incentivos de pago, posibilidades de pagarlo posteriormente y adicionalmente los usuarios mostrando la buena fe, utilizando los servicios de la mejor forma y haciendo la parte solidaria de ese respeto por la naturaleza de los servicios.

– ¿Hasta cuándo se van a extender todas estas medidas?
Primero, le hemos pedido al Presidente de la República que siga siendo el único vocero para evitar desinformación, porque muchas veces salen algunos conceptos de personas y eso crea caos, y lo único real es lo que dice el gobierno, que es el que dicen los Decretos de Ley y las resoluciones que están entrando en vigencia. En segundo término, estamos viendo que están apareciendo los beneficios que se comprometieron y es muy importante, que no solamente se quede en anuncios, sino que se tengan los recursos y vamos a estar hasta diciembre, sin lugar a duda con los incentivos y los recursos que se tienen para ayudar. Esperemos que esto pase lo más rápido posible, que se reactive la economía lo más rápido, porque aquí antes de cualquier cosa lo que necesitamos es que la gente tenga empleo, tenga tranquilidad y que volvamos a mover el aparato económico como debe ser.

– En medio de toda esta emergencia ustedes vienen impulsando una campaña para que las personas que tengan recursos adopten el pago de una factura de alguien que no pueda cumplir con sus obligaciones. ¿En qué consiste?
Se trata de una iniciativa de un grupo de emprendedores liderada por Oswaldo Medrano, CEO de Progresus. Son profesionales jóvenes que no ganan un peso y que tampoco tocan un peso. Se abrió una aplicación denominada ‘adopta un servicio público’ y allí entra usted y escoge alguna factura que tiene su historia y la que a usted le interesa la paga y simplemente manda el recibo y así muchas familias han tenido ya la posibilidad de haber recibido ese beneficio. Lo bonito de esto es que son historias de personas que realmente han tenido enfermedades, no tienen trabajo y estos benefactores aparecen, sin tratar de hacer mucho bombo, como debe ser, y ha sido muy importante y esos son los ejemplos de qué están hechos los colombianos, muestran que estamos comprometidos a salir adelante.

Tomado de El Nuevo Día