Ahora que se ha visto la importancia de la tecnología, en especial la conectividad digital, sería clave que el Gobierno mirara algunos factores que podrían hacer que esto se fortaleciera y les sirviera más a los colombianos.

Por ejemplo, el 2,2 por ciento que las empresas TIC deben aportar al Fondo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Fontic) está por encima de los estándares internacionales, según Andesco, y bajándolo a 1,6 por ciento tendría el efecto de liberar en los próximos cuatro años 1,4 billones de pesos, que se podrían invertir en ampliar la red de internet para que se cubran las muchas zonas que aún están sin este tipo de comunicación. Es obvio que esta reducción se tendría que hacer con reglas claras de cómo las empresas TIC tendrían que invertir lo que se liberaría, para que las tecnologías y los servicios digitales puedan crecer y llegar a lugares remotos.

Esta experiencia que le está haciendo vivir el covid-19 al país se debe aprovechar al máximo. El teletrabajo debe mejorar, y estos meses deben servir para enriquecer este medio laboral y evaluarlo como una alternativa al trabajo tradicional. También hay que establecer los cambios que los jefes de las empresas deben asumir para poder administrar de forma eficiente proyectos con los trabajadores desde sus casas, porque claramente no es lo mismo que tenerlos sentados en la misma mesa. Se requiere llegar a conclusiones que permitan que se trabaje de una forma conjunta y eficiente, y que los que administran lo sepan hacer bien y entiendan que deben cambiar.

Por otro lado, vale insistir en que la educación virtual también se puede aprovechar para determinar sus ventajas y desventajas y ver la mejor forma como se debe hacer. Esto exige que los profesores cambien su forma de dictar clases, de calificar y los alumnos, de estudiar y usar los beneficios de la tecnología para aprender más. El profesor se convertiría en un facilitador para que los alumnos sepan aprovechar toda la información disponible en internet, que les puede enriquecer el tema de la clase.

* * * *

Gracias, ministra Constaín, por su excelente labor al frente del Ministerio de las TIC. Es un pesar cómo ponen palos en la rueda a proyectos importantes como la concesión del dominio .CO, al que las empresas que perdieron le pusieron una demanda. ¿Cuándo será que nos unimos para que Colombia salga adelante en lugar de ponerle zancadilla?

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN

Tomado de El Tiempo