Para los hogares de estratos 1 y 2 el Gobierno y las empresas harán que el pago de los recibos de este mes se cubran por 36 meses después de la cuarentena.

Después de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunciara que iba a cancelar el pago de los servicios públicos por la pandemia del Covid-19, varios sectores discutieron que esa decisión debería tomarla el Gobierno Nacional. Por ello, y ante el clamor de los sectores vulnerables, el presidente Iván Duque y los miembros de su gabinete comunicaron que se tomó la decisión de rediferir el pago de este mes de las facturas de agua, alcantarillado, energía y gas.

“Junto con Hacienda, los ministros de Vivienda y de Minas y Energía hicieron un equipo riguroso. Un servicio social pensando en aquellas personas que nos preguntaban por los servicios públicos”, dijo el Presidente antes de que los jefes de las carteras anunciaran los alivios.

En primer lugar, Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, dijo que parte de la estrategia es la de mejorar los bolsillos de los colombianos y que, por ello, se tomó la decisión de que los hogares de estratos 1 y 2 (que son 60% de los suscriptores) puedan pagar el recibo de agua de este mes después, ya que será rediferido a 36 meses una vez pase la crisis.

“Esto implica interés de 0% y ninguna penalidad. Un hogar paga en promedio $23.000, y si no se puede pagar en este mes, al rediferirlo, el pago adicional de esta factura será de $600 mensuales”, dijo.

En adición, María Fernanda Suárez, ministra de Energía, señaló que para las facturas de luz y gas habrá también la misma medida de flexibilidad de pago con los mismos plazos.

“El valor de la factura de un hogar de estrato 1 es $75.000, pero se pagan $26.000, porque el resto lo paga la Nación. Ese apoyo va a seguir, y en ese caso, al rediferirlo en 36 meses, el pago será de $700, mientras que en estrato 2, será de $1.000”, añadió.

Si bien el Gobierno planteó estos alivios, los jefes de las carteras pidieron responsabilidad de parte de quienes hoy tienen empleo y siguen recibiendo ingresos, por lo que les solicitaron que sigan cumpliendo con los pagos de sus recibos de servicios públicos, pues de eso depende que se pueda ayudar a los vulnerables que no cumplirán con las obligaciones, y también a los colegios, hospitales y cárceles.

En ese sentido, se generarán incentivos, en conjunto con las empresas, para que quienes paguen la facturan reciban hasta 10% de descuento del valor cobrado.

LOS CONTRASTES

JONATHAN MALAGÓN

MINISTRO DE VIVIENDA

“Hemos diseñado una serie de medidas secuenciales. El primer paso era la reconexión y el segundo fue mejorar el bolsillo de los colombianos”.

MARÍA FERNANDA SUÁREZ

MINISTRA DE MINAS Y ENERGÍA

“Hacemos un llamado a la responsabilidad. Es fundamental que quienes tienen empleo sigan cumpliendo con el pago de su recibo para ayudar a los que no tienen ingresos”.

De acuerdo con Ministerio de Vivienda, parte de la financiación de estas medidas se dará con una línea de crédito para las compañías de servicios públicos de parte de Findeter. No obstante, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla señaló que las iniciativas de la emergencia económica se cubrirán con los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias.

Más capital para el Fondo de Garantías
En su presentación, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, señaló que una de las primeras medidas tomadas fue capitalizar el Fondo Nacional de Garantías. “En rubros, el Grupo Bicentenario o la holding capitalizaron con recursos por el orden de $300.000 millones. Además, hubo recursos del Fondes, que es un fondo de venta de activos pasadas, por $3,5 billones”. Con esto, se pretende respaldar al sistema financiero para que extienda créditos y plazos pagos para las Pyme, con el compromiso de que no hagan despidos.

Gabriel Forero Oliveros

Tomado de La República