El proyecto beneficiará a cerca de 104 mil personas, entre habitantes y turistas de los dos municipios con el suministro de agua potable proveniente del Acueducto de Bogotá. La obra tiene un costo de $32. 686 millones.

Después de 15 años cerca de 104 mil personas tendrán suministro de agua, gracias a la construcción y puesta en marcha del Acueducto Regional La Mesa- Anapoima, que tiene un costo de $32. 686 millones. El anuncio lo hizo el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón González y el Gerente de Empresas Públicas de Cundinamarca S.A. E.S.P. Andrés Díaz.

Cabe destacar que, Jorge Emilio Rey Ángel, se comprometió desde el inicio de su administración ‘Unidos Podemos Más’ a llevar a cabo este proyecto, ya que pasaron cerca de 10 años entre procesos judiciales y penales, reclamaciones de las aseguradoras, rediseños y compra de predios para que por fin se lograra tener un avance concreto en la construcción del acueducto.

Este proyecto comenzó en el 2006. Desde hace más de una década cerca de 15 mil familias de La Mesa y Anapoima han esperado una solución efectiva a su problemática de agua, convirtiendo ese gran sueño en una frustración. No hay nada más difícil en la administración pública que reactivar un proyecto siniestrado y acá, el gobernador Jorge Emilio Rey tuvo la valentía para sacar adelante este proyecto de la mano del Gobierno Nacional”, dijo Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio.

El acueducto tendrá 42 km de recorrido. Esta obra mejorará el suministro de agua potable de estos municipios, en donde se pasará de 45 Lps a 87 Lps, además garantizará el suministro de agua potable permanente a largo plazo. Se estima que la obra termine en junio de 2020.

“Este era un proyecto que había despertado una esperanza pérdida para la gente de esta región, que sufría los racionamientos de agua cada ocho o 15 días, afortunadamente y en un trabajo sostenido con el Ministerio de Vivienda, desde el 2016 logramos emprender el reto de contratar y ejecutar esta importante obra. Hemos logrado avanzar de manera sostenida y en junio de 2020 ya podremos abrir la llave, lo que nos permitirá que esa agua potable que tanto necesitamos llegue a las casas de los habitantes y quitar ese freno de mano que tenía esta región para generar competitividad”, señaló Jorge Rey, Gobernador de Cundinamarca.

Cabe destacar que, los habitantes de La Mesa y Anapoima llevaban varios años esperando a que se materializará el acueducto, el proceso empezó en 2004 cuando la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) realizó los estudios de diseño del acueducto La Mesa – Anapoima. Luego entre 2006 y 2007, la compañía adelantó la contratación de las obras para la construcción del acueducto regional a través de cuatro fases, pero 2011 se liquidaron los contratos de la obra por deficiencias constructivas, ya que la obra se vio afectada por el  ‘Carrusel de la Contratación’ y en 2012 durante la alcaldía de Gustavo Petro, Bogotá decide no suministrar agua al bajo Tequendama, por lo que EPC y la administración de Cundinamarca buscan alternativas de abastecimiento de aguas subterráneas en Bojacá.

Por eso, para 2015 EPC gestionó la viabilidad del proyecto con el suministro de agua subterránea de Bojacá y suscribe un convenio con entre el Ministerio de Vivienda, la Gobernación de Cundinamarca, Financiera de Desarrollo Territorial (FINDETER) y los municipios de La Mesa y Anapoima para su construcción, pero el proyecto se detuvo en 2016, ya que la comunidad de Bojacá se opuso a la construcción de la obra.

Es así como en 2016 el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey asume el reto de reformular el proyecto para garantizar el abastecimiento de agua desde Bogotá, para esto EPC y EAAB suscriben un convenio. Cabe destacar que, en la reformulación del proyecto se invierten en consultoría $426 millones.

Para 2017, la Empresa Regional Aguas del Tequendama (ERAT) y la EAAB suscriben un contrato de venta de agua en grandes volúmenes.En este mismo año EPC, la EAAB y las alcaldías de Funza, Madrid, Mosquera, La Mesa y Anapoima suscriben un convenio para realizar acciones contundentes con el objetivo de garantizar el abastecimiento desde Bogotá para los cinco municipios.

En septiembre de ese mismo año EPC gestiona la viabilidad del proyecto ante el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, finalmente EPC suscribe un convenio con el Ministerio de Vivienda, Financiera de Desarrollo Territorial (FINDETER) y los municipios de La Mesa y Anapoima para construir el proyecto llevando agua desde Bogotá.

Luego, en noviembre de 2018 y enero de 2019 se desarrolló la primera etapa de la obra, que consistió en el acompañamiento de la gestión social, predial y ambiental y en junio de 2019 comenzó el desarrollo de la segunda etapa, que corresponde a la ejecución.

Karen Juliete Rojas Gaitán

El Espectador