Con el aval de Telefónica, Movistar manifestó que participará en el proceso y se suma a Claro. Tigo depende de su Junta directiva.

La entrada de Movistar en la subasta del espectro en las bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz permite que exista la posibilidad de realizar la puja el próximo 20 de diciembre.

Al proceso anterior, solo se presentó Claro, pero las condiciones estipuladas por el Ministerio de las TIC requerían de al menos dos operadores interesados y por eso se declaró desierto el mismo.

Con nuevas condiciones, incluso con la revelación del precio de reserva el Ministerio demostró que el interés es cerrar las brechas de conectividad del país.

Hasta este lunes 2 de diciembre los operadores interesados pueden manifestar su intención de participar en el proceso y luego la cartera de las TIC estudiará las propuestas y del 10 al 17 de diciembre explicará el mecanismo de la subasta.

“Colombia ha estado un poco atrasada con respecto al resto de los países en asignación de espectro, lo que se ve reflejado en los niveles de conectividad si nos comparamos con México, Perú, Chile o Argentina. Es por eso que queremos tener un gran impacto con esta subasta y salimos con una estructura cuyo objetivo claramente es conectar a los colombianos. Es decir, este proceso no busca atraer a más jugadores, ni más plata, sino que más ciudadanos tengan mejor conectividad y llegar a aquellos que nunca la han tenido”, explicó la ministra de TIC, Sylvia Constaín.

Telefónica, anunció el visto bueno de la Junta Directiva el 29 de noviembre para participar en el proceso.

Por su parte Tigo, explicó que con las nuevas reglas y condiciones la Junta Directiva será la encargada de decidir su participación.

Claro ya se había presentado a la puja y ahora está estudiando las nuevas condiciones.

La idea de la cartera de comunicaciones es llevar conectividad a más de 20 millones de personas en las zonas rurales más apartadas, que hoy no cuentan con el servicio de internet de banda ancha.

“Tenemos un propósito muy claro con la subasta del espectro que es conectar a los colombianos y hacerlo bien. Hoy ya tenemos la Ley 1978 de 2019 y la resolución definitiva de la subasta”, añadió Constaín.

Además del marco normativo, la idea es que el país entre en una revolución para el cierre de brechas.

“Es distinto si uno tiene todas las herramientas y facilidades de conectividad, de educación y de servicios que le ofrece internet, así que lo que traemos y buscamos son oportunidades en todos los sectores y en todo el país”, afirmó la Ministra.

Además del espectro que subastarán, los operadores tendrán que garantizarle al Gobierno y a los usuarios accesos en diversas zonas rurales y apartadas, así como para el aumento de la capacidad de todas las redes.

Por eso los interesados también le solicitaron al Ministerio la lista de municipios que deben conectar en contraprestación por el uso de las bandas.

La cartera accedió y también estipuló unos valores mínimos en señal para estos lugares.

Portafolio