De acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía, más de 16.000 carros le han apostado a un combustible más económico en lo transcurrido de 2019.

De acuerdo con información de Promigas, los conductores y propietarios de más de 200.000 vehículos que operan con gas natural en Colombia se favorecen con ahorros superiores a 45% frente a la gasolina y 30% frente al diésel, mientras contribuyen al medio ambiente con un menor nivel de emisiones.

En ese sentido, Wilson Chinchilla, vicepresidente de negocios de distribución para Promigas, compañía pionera en el uso de este combustible en vehículos señaló que, “en el caso de un vehículo liviano tipo taxi que recorre 200 Km diariamente, el nivel de ahorro que ofrece el GNV supera los $20.000 diarios; y el que se puede lograr con una flota de 10 tractocamiones permitiría adquirir un nuevo vehículo del mismo tipo en un año”.

Vale destacar que, según el Ministerio de Minas y Energía, más de 16.000 carros le han apostado a un combustible más económico en lo transcurrido de 2019.

Su impacto ambiental también es muy positivo. “El uso del gas natural en vehículos permite reducir las emisiones de material particulado y CO2 en niveles cercanos a 100% y 30%, respectivamente, contribuye a una movilidad sostenible y a la competitividad de las organizaciones”, dijo Pedro Patiño, gerente comercial gas de EPM.

En cuanto al abastecimiento Orlando Cabrales, presidente de Naturgas resaltó que hoy el país tiene el gas natural suficiente para garantizar la demanda actual con producción local y con importación. “Tenemos un potencial muy grande de gas en el subsuelo, en yacimientos convencionales, no convencionales y en el mar Caribe, que debemos aprovechar”.

Xímena González

La República