Andesco nació por iniciativa de un grupo de empresas del sector que vislumbraron a partir de la expedición de las leyes 142 y 143 de 1994, la oportunidad de generar espacios de diálogo para el desarrollo de los servicios públicos y las comunicaciones, bajo los postulados normativos propios de un Estado Social de Derecho.

Importante destacar que, un año antes de nuestra creación, en 1994 hubo una revolución positiva y silenciosa en Colombia dada la expedición de la ley 142 o Régimen de los Servicios Públicos, complementada con la ley 143 (Ley eléctrica) y posteriormente en 2009 con la ley 1341 para las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones -TIC- y más recientemente con la ley 1978 de 2019 para la modernización de este sector.

El régimen ha buscado la eficiencia y la calidad en la prestación de los servicios; ampliación de la cobertura; participación libre y en condiciones de competencia; separación de los roles de quienes intervienen el sector ya sea en condición de autoridad o de prestador de servicios; sostenibilidad financiera de las empresas prestadoras y una gestión eficaz sometida a los principios, normas y procedimientos propios de las relaciones entre particulares con la intervención del Estado en la regulación, control y vigilancia de la gestión de los servicios y la solidaridad y redistribución de ingresos dentro de un concepto de progresividad.

Antes de las reformas, era evidente la debilidad financiera de las entidades prestadoras para cubrir los costos de operación y mantenimiento y para atender las expansiones requeridas. Esta situación traía como consecuencia gasto en cuantiosas cifras del presupuesto nacional para cubrir de cualquier manera los servicios; por ejemplo, la deuda sectorial correspondía al 30% de la deuda nacional en el sector eléctrico. Hoy las empresas garantizan el servicio y no ha vuelto a haber apagones aún en condiciones climáticas extremas.

A partir de la Ley 142 se ha logrado una consolidación empresarial en todos los servicios públicos domiciliarios y comunicaciones y se cuenta con entidades especializadas para la regulación, como son: la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico –CRA-, Comisión de Regulación de Energía y Gas -CREG- la Comisión de Regulación de Comunicaciones –CRC- y para la vigilancia y control, se cuenta con la Superintendencia de Servicios Públicos y la Superintendencia de Industria y Comercio.

Sin duda alguna, el resultado del modelo aplicado en Colombia a partir de 1994 ha permitido mejorar notablemente los indicadores de cobertura y calidad de los servicios prestados. Si hacemos una comparación simple entre 1993 y 2018, por ejemplo, las coberturas se han ampliado en todos los servicios:

• En acueducto se pasó de 71% a 87%. En número de habitantes se pasó de 23,5 millones a 41,7 millones atendidos.
• En alcantarillado del 63% al 77% y en población atendida de 20,8 millones a casi 37 millones.
• En recolección de residuos sólidos del 60% al 82%, con un salto de 19,9 millones a casi 40 millones.
• En disposición final de los residuos de menos del 50% en rellenos o sistemas de tratamiento adecuados a más del 90% de los residuos generados
• En energía eléctrica del 75% al 97%; la población atendida pasó de 24,8 millones a 46,5 millones.
• En gas natural, de casi nada (5%) a 67% con más de 32 millones. Si se cuenta GLP se puede alcanzar una cifra de casi 42 millones de habitantes atendidos.
• En Internet, no se prestaba. Hoy, el 53% tiene una conexión fija o móvil con más de 26 millones de ciudadanos con conexión permanente sin contar que casi más del 80% de la población puede tener acceso de alguna manera a la red.
• Hay más de 62 millones de líneas móviles, es decir 1,3 móviles por cada habitante.

Siempre hay tareas pendientes, como el cierre de brechas entre municipios menores sobre todo en los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo, igualmente, la actualización tecnológica con ciudadanos más empoderados. Los retos ya no son exclusivamente brindar el servicio con calidad y eficiencia, ahora también están la apropiación digital, la transición y eficiencia energéticas; la economía circular y la seguridad hídrica.

Celebramos los 24 años de Andesco y los 25 años de la ley, mostrando con orgullo nuestros resultados y agradeciendo a afiliados, aliados y particulares ser parte de esta maravillosa historia.