La noticia incluye a las filiales Edatel, Colombia Móvil y Orbitel Servicios Internacionales, pues a partir de este mes también prestarán sus servicios con la insignia de Tigo y dejarán atrás el rastro de la empresa estatal.

Johnny Giraldo López – jgiraldo@larepublica.com.co

En 2014, Tigo y UNE unieron sus servicios para responder a las demandas del mercado y encajar en la tendencia de unificar los servicios de telefonía fija con los de telefonía móvil. Lo que comenzó como una reconfiguración de la empresa y de la industria, hoy se consolida con la simplificación de su nombre comercial bajo la marca Tigo.

“En menos de cinco años logramos materializar una integración productiva, que ha mejorado la calidad de vida de millones de colombianos. Logramos superar obstáculos macroeconómicos, regulatorios y económicos. Ahora, la apuesta es construir autopistas digitales”, dijo Marcelo Cataldo, presidente de Tigo.

La noticia incluye a las filiales Edatel, Colombia Móvil y Orbitel Servicios Internacionales, pues a partir de este mes también prestarán sus servicios con la insignia de Tigo y dejarán atrás el rastro de la empresa estatal.

Para los inversionistas, la empresa aclaró que UNE EPM Telecomunicaciones seguirá existiendo como sociedad legalmente constituida sin que existan modificaciones en su razón social. Así, los bonos emitidos en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) continuarán bajo los mismos términos y el deudor seguirá siendo UNE EPM Telecomunicaciones S.A.

El punto de vista comercial

De acuerdo con la empresa, la decisión sobre el nombre permite una mayor simplicidad a la hora de relacionarse con la marca y hace que sea más fácil la construcción de un solo ecosistema bajo distintos servicios.

“Desarrollamos varios análisis que nos llevaron a concluir que la simplicidad de marca nos permitirá aumentar nuestra recordación y estar en sintonía con las tendencias que vemos a nivel global”, añadió Cataldo.

Otro de los pilares a los que le apunta la empresa es la globalidad, pues su empresa matriz, Millicom International, opera en siete países de la región bajo el nombre de Tigo. La empresa en Colombia era la única que tenía una combinación en su denominación. “La simplificación de la marca nos permite aunar con otros siete países de Latinoamérica que ya operan con la marca Tigo. Esa globalidad nos posiciona en toda la región como un operador robusto y convergente”, añadió Cataldo. Según su informe de gestión, los servicios consolidados de la empresa agrupan a 1,6 millones de líneas fijas; 1,5 millones de enlaces a internet; 1,1 millones de servicios de televisión; 10 millones de servicios en voz e internet móvil prepago y otros 1,6 millones en pospago.

Desempeño de la empresa

La simplificación del nombre llega en un momento estable financieramente para la compañía. En 2018, Tigo registró ingresos por $5 billones, lo que le permitió hacer el repago de su deuda por un valor de $183.000 millones. Esto, sumado a la cifra de inversión, que según su informe de gestión llegó a $941.000 millones que se destinaron a la construcción de sus ‘autopistas digitales’.

“La tecnología 5G ya es una realidad en América Latina. Pronto veremos más y más compañías que ofrecen este servicio que alterará todas las esferas de la actividad humana”, indicó José Otero, vicepresidente para América Latina de 5G Americas.

Según cifras entregadas por Copenhague Economics, la empresa de telecomunicaciones ha invertido cerca de US$1.300 millones en Colombia entre 2014 y 2017.

Tigo también tuvo un desempeño positivo en el margen Ebitda de 2018 y registró un crecimiento de 6% frente al resultado en 2017. La empresa también destacó que todas las unidades de negocio presentaron variaciones positivas en este rubro.

 

Tomado de La República