naturgas
El presidente Iván Duque Márquez (centro) instaló, en Cartagena, el Congreso de Naturgas.
YOMAIRA GRANDETT/EL TIEMPO

El actual y el nuevo parque térmico del país están apelando más a este combustible para su operación, con el objetivo de reducir sus costos.

El aumento del uso de gas natural en las centrales térmicas del país para la generación de energía eléctrica sigue con paso firme. Y es que el panorama para esta estrategia está despejado ya que las nuevas plantas que comenzarán su operación en el 2021 y 2022, anunciaron que utilizarán el citado combustible una vez entren en funcionamiento.

Pero esta conversión llama la atención si se tiene en cuenta que varias de las térmicas que operaban con base en carbón, ya tienen entre sus planes a corto plazo hacer la conversión a gas natural. Una de las principales razones está en el costo mismo de este combustible, así como en la reducción en las emisiones de CO2.

Este comportamiento, que no hizo parte de la agenda oficial del congreso de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) que se realiza por estos días en Cartagena, si fue tema de conversación por varios de los asistentes que representan al sector.

“En la reciente subasta del cargo por confiabilidad, no se registró la presencia de térmicas con base a carbón”, subrayó Orlando Cabrales Segovia, presidente del citado gremio, y precisó que el país está a tono con la tendencia mundial de no seguir en la expansión en el suministro de energía eléctrica con el carbón.

Incluso, el dirigente fue más allá al subrayar que, precisamente en esta subasta, el 50% de las plantas generadoras ofrecerán energía en firme a partir del gas natural. Sin embargo, dejó en claro que todavía hay mucho camino por recorrer, ya que siguen existiendo en el país complejos térmicos con base en combustibles líquidos y carbón.

Datos de XM, administrador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), y entidad que desarrolló la citada subasta, indica que de las 23 plantas que fueron asignadas en el proceso para cubrir la demanda objetivo trazada por la Comisión de Regulación de Energía y Gas, dos son solares, seis eólicas, tres hidráulicas y 12 térmicas, estas últimas todas con base en gas natural.

Un reciente informe de la firma Concentra, señala que en el 2018 la participación del gas natural en la generación de energía eléctrica representó el 12% de participación. Sin embargo, analistas consultados por Portafolio que asisten al congreso de Naturgas, estimaron que la cifra podría llegar al 18% a julio de este año, es decir, que en los primeros seis meses la cifra se incrementaría en un 6%. 

“Según cifras de la Internacional Gas Unión, el gas natural gana participación en la Matriz Energética Mundial”, afirmó Rodolfo Anaya, presidente de Vanti. No obstante, el presidente de la Junta Directiva de Naturgas, dijo que aún hay camino por recorrer.

Según registros de la Unidad de Planeación Minero Energética, en el país operan 21 centrales térmicas de generación, las cuales son mixtas en su funcionamiento, pero trabajan con gas natural actualmente.

CRECEN PLANES DE INVERSIÓN

La industria del gas natural en Colombia tiene previsto invertir en el presente año más de US$500 millones en exploración, producción y transporte de este combustible.

Para Naturgas, este desembolso mejorará la confiabilidad, transporte y cobertura de un combustible limpio.

“La sola expansión de la infraestructura de transporte representa US$300 millones, lo que adicionará 220 millones de pies cúbicos /día al sistema, lo que lo consolida como uno de los mejores de Latinoamérica, con nuevas comprensoras y loops, precisó el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales Segovia.

Registros del citado gremio indican que el consumo en Colombia es de 1.000 millones de pies cúbicos /día, lo que representa un aumento importante en la capacidad de transporte.

Por su parte, el estudio de la firma Concentra, señala que en el año 2018, en promedio, el consumo de este combustible correspondió al 61 por ciento del total de combustibles, seguido del carbón con el 35 por ciento y los combustibles líquidos con el 4 por ciento.

Alfonso López Suárez
Enviado Especial, Cartagena

 

Tomado de El Portafolio